miércoles 22 de mayo de 2024
10.3 C
Salta

La otra cara de la crisis | Cada vez más salteños que recurren al préstamo personal

Las largas colas en casas de préstamos bancarios indican que el ciudadano medio recurre a las financieras para sortear urgencias. La Central de Deudores del Sistema Financiero confirma la intuición: 4 de cada 10 salteños tiene deudas.

Los apologistas del gobierno nacional suelen apelar al lenguaje de los expertos para disimular un poco la naturaleza de la crisis económica nacional y cómo ella afecta al argentino y salteño medio. De allí que en la habitualidad del lenguaje PRO términos como reservas federales, aumento del PBI, superávit fiscal, balances comerciales o cosas por el estilo se hayan puesto de moda aun cuando otros economistas pueden apelar a los mismos términos para decir que todo está muy mal.

De allí que aun cuando ese tipo de discusiones sean legítimas y necesarias, también convenga recurrir al razonamiento del pueblo llano que como lo escribiera alguna vez Rodolfo Walsh, “suelen acertar en las cosas concretas”. Y lo que ese pueblo se pregunta cuando le dicen que hay más plata es simplemente lo siguiente: ¿Dónde está la plata? Evidentemente la respuesta no está en los restaurantes porque estos están cada vez menos llenos; tampoco en los cines porque las colas para adquirir una entrada se encogieron; lo mismo ocurre con los súper mercados que ya no se abarrotan; y que la plata ni siquiera está en los colchones de las casas porque las parrillas de los asados domingueros son menos frecuentes.

Donde sí se agolpan muchas personas es en las casas de préstamos del microcentro salteño. Esos lugares se convirtieron en el punto de encuentro entre el ciudadano sin plata y la financiera con mucha plata. Alcanza con caminar la calle Alvarado para ver cómo la gente que no ve la plata va al encuentro de las financieras que vía efectivo o tarjeta de créditos presta pequeños e individuales montos a quienes buscan sortear la urgencia diaria, aunque ello le suponga pagar altas tasas de interés que permite al financista acumular mucho más de los que acumula un industrial que es el que genera muchos puestos de trabajo.

Observación empírica que puede confirmarse con estudios estadísticos como los difundidos la semana por la Central de Deudores del Sistema Financiero (CENDEU) del BCRA. Allí se indicó que considerando la totalidad de los tipos de financiamiento disponibles en el sistema financiero, en Salta hay 413.181 personas entre los 18 y 95 años, es decir el 43% de la población adulta, que tiene algún tipo de deuda ya sea de tarjeta de crédito, personal, hipotecaria o prendaria. Un total de salteños que además son una mínima porción de 15.948.689 argentinos que son parte de la misma condición.

Archivos

Otras noticias