viernes 1 de marzo de 2024
19.3 C
Salta

La injusticia educativa: 6 de cada 10 estudiantes primarios de barrios populares carecen de internet

El celular y los datos móviles son los dispositivos a mano. Los datos surgen de un informe nacional titulado “Conectividad y dispositivos: actividades escolares de los alumnos de barrios populares durante la interrupción de clases presenciales”.

Las dificultades de conectividad son uno de los principales obstáculos para la continuidad pedagógica a distancia en barrios populares: sólo el 39% de los participantes respondió que el servicio de internet utilizado por los alumnos es adecuado para las actividades escolares, mientras la herramienta más utilizada para las tareas es el celular. Por otro lado, un 31,2% manifestó que el servicio de internet posee constantes problemas de conexión, el 18,2% dijo que es muy difícil conectarse y el 11,6% expresó no utilizar ningún servicio de internet para hacer tareas educativas.

Los datos surgen del informe Conectividad y dispositivos: actividades escolares de los alumnos de barrios populares durante la interrupción de clases presenciales, realizado por Guillermina Tiramonti (Flacso), Víctor Volman y Federico Braga. Los mismos declararon al diario Perfil lo obvio: “los estudiantes de barrios populares tienen menos acceso a conectividad que el resto”, dicen.

Municipalidad de Salta

“El informe nos ofrece datos que nos permiten reflexionar sobre la multidimensionalidad de la injusticia educativa. Por un lado está el aspecto material o económico: quienes son más pobres no cuentan con los recursos materiales (en este caso, conexión y soportes) para articularse a la escuela”, dice Guillermina Tiramonti, una de las autoras del informe. Según la pedagoga, además “hay una dimensión cultural que ata a los hijos a la cultura de sus padres: aunque tengan computadora y conexión, necesitan un apoyo que está condicionado por el nivel educativo de sus padres. Solo la educación presencial aporta un apoyo cultural con cierta independencia de la educación de los padres”, reflexiona.

Con respecto a los modos y medios de conexión, el estudio destaca que el 45,4% de los estudiantes de barrios populares participantes del estudio se conecta a internet por medio de datos, mientras que el 39% lo hace por medio de wifi o conexión de banda ancha. Por otro lado, el 15,6% de los chicos no utiliza conexión a internet para sus actividades escolares, ya que se trata de tareas o ejercicios fuera de línea.

Para un 83,3% de los alumnos de barrios populares que participaron del estudio, los abonos o datos disponibles son insuficientes para la conexión requerida por las actividades escolares. Solo un 16,7% de los estudiantes posee suficientes datos o abono para participar de manera adecuada en la educación a distancia.

Junto con la brecha de conectividad, los datos del relevamiento evidencian que el 79,2% de los estudiantes de barrios populares respondientes utiliza el celular para realizar actividades pedagógicas. Solo el 13% usa PC o notebook, mientras que un 6,5% no utiliza ningún dispositivo para realizar actividades educativas. Además, las familias consultadas mencionan el uso de la TV (28,9%) y, en menor medida, de la radio (4,8%) con fines educativos.

“El celular compartido por un grupo familiar es la forma más frecuente de acceder a internet. Esto no solo limita el tiempo de disponibilidad del dispositivo, sino también la calidad de las acciones que pueden realizarse. A pesar de frases comúnmente dichas de que un celular es una computadora en miniatura, en realidad no lo es”, explica Fabio Tarasow, coordinador del Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías de Flacso.

Otras noticias