jueves 18 de abril de 2024
14.2 C
Salta

Fue asesinada en CABA | Zoe, la referente del movimiento trans que había escapado de Salta para ser libre

Tenía 47 años. Vivía desde 1999 en el Hotel Gondolín, un espacio que se convirtió en un refugio para mujeres trans. La mayoría, de Salta.

El sábado por la tarde, Diana Zoe López García fue asesinada por su pareja, Norberto Villegas, de 38 años. Zoe era la presidenta del Hotel Gondolín, un albergue para mujeres trans ubicado en Villa Crespo, en la Ciudad de Buenos Aires, que suele estar habitado por salteñas.

Zoe era salteña, tenía 47 años y vivía en el Gondolín desde 1999. Había llegado a Buenos Aires escapando de Salta, donde la homofobia no la dejaba vivir tranquila.

«El Gondolín es un lugar en donde recibimos chicas trans que vienen directamente del norte, que se vienen porque son perseguidas por la Policía o no son aceptadas por su familia. Funciona como un albergue, un lugar de contención», le aseguraba Zoe al semanario Cuarto Poder a mediados de 2016.

Zoe relataba que el Gondolín no cobra alquiler sino que divide los gastos entre todas las compañeras. «Si se rompe algo se divide entre todas», decía la ahora fallecida referente, que cuando tenía catorce años intentó dejar la ciudad de Salta a dedo, pero fracasó. Recién se pudo instalar en Buenos Aires en 1994

Zoe describía el hotel como un espacio «para darle oportunidad a otras chicas, a nuevas compañeras», que, inevitablemente, «llegan sin nada».

«Las recibimos más allá de que no haya lugar. No les podemos decir andate. Se vienen a dedo, porque una amiga les prestó para el pasaje o porque lo consiguieron ellas. Se van pasando (la información) boca a boca», decía.

«Este lugar tuvo muchas gestiones, mucha gente que lo manejó con otras reglas distintas a las de ahora. Hoy mejoró bastante. Antes las chicas sufrían mucho miedo, eran perseguidas en este lugar. Ahora se pueden abrir mas, tienen mas confianza», decía Zoe, orgullosa de su gestión al frente del Gondolín.

En ese momento, Zoe opinaba que en el norte las chicas trans se alejaban de su familia y de su lugar de origen por culpa de la Policía. Había organizado marchas y manifestaciones a la Casa de Salta en Buenos Aires para exigir justicia y basta de abusos contra el movimiento LGBT.

Archivos

Otras noticias