miércoles 21 de febrero de 2024
26.4 C
Salta

Centro de Recuperación Nutricional | El gerente del hospital de Tartagal intentó desmentir las denuncias de las comunidades

Aseguró que el servicio nunca dejó de funcionar, pero no dijo que los representantes originarios se quejaron al ser enviados a un sector más precario.

El gerente del Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, Juan Ramón López, salió a desmentir hoy por el diario El Tribuno que el Centro de Recuperación Nutricional haya dejado de funcionar. Aseguró que el lugar nunca dejó de prestar servicio y se opuso de esa manera a las denuncias de las comunidades.

«Nunca cerró la sala de Recuperación Nutricional; el servicio nunca se cerró, nunca se dejó de atender a los chicos y lo aclaro porque hubo pedidos para que la sala vuelva a funcionar, algo que no tiene ninguna lógica y ningún sentido porque siempre estuvo en pleno funcionamiento», dijo López.

«Yo no sé si hay desinformación, pero la realidad es que a este gerente y a ninguna de las gerencias del hospital Juan Domingo Perón se llamó para preguntar si la sala estaba cerrada o si seguía funcionando. Por eso me sorprendió ver en los medios este reclamo; era tan fácil como llamarme a mí que jamás dejo de atender a nadie; al subgerente, el pediatra Arias, o a cualquiera de los que estamos al frente de la conducción de este hospital para saber qué servicios están funcionando y cuáles no», siguió.

«Lo que sucede actualmente es que la Sala de recuperación nutricional funciona en el segundo piso donde estaba el sector de pediatría y tomamos esa decisión por varias razones. Lo primero es porque en plena época de pandemia necesitamos que los chiquitos desnutridos estén aislados porque si se agarran ese o cualquier otro virus el riesgo de muerte es inminente. Por eso está en el ala donde están la sala de terapia intensiva pediátrica, prácticamente aislados del resto del servicio de pediatría», explicó el gerente.

«Lo que hicimos varios meses atrás fue refuncionalizar toda el ala pediátrica con una sala de espera amplia y todos los servicios en un edificio que quedó prácticamente nuevo. Tanto en pediatría como en la sala de recuperación en este hospital se atiende a los niños con el mismo criterio médico, sean criollos, aborígenes o del origen que sea porque acá no se hace ningún tipo de discriminación y lo único que se toma en cuenta es la patología del niño o de la niña, y si su estado nutricional está comprometido con mucha más razón», siguió, y agregó: «Si un niño llega enfermo lo primero que hacemos es abordar la patología sea por un problema gástrico, respiratorio, renal o lo que sea y una vez superado el cuadro recién lo pasamos a la sala de recuperación nutricional. Pero que se digan tantas cosas, se hagan tantos reclamos en Salta, en Buenos Aires, salir a plantearlos en los medios de comunicación o donde sea sin siquiera haberme llamado a mí o a alguno de los gerentes no ayuda en nada y por el contrario en lugar de sumar soluciones para que el hospital Perón esté cada día mejor lo único que hacen es restar. Le pido al que tenga alguna duda o alguna inquietud que llamen, que pregunten porque en este hospital lo que hacemos es trabajar para brindar una mejor atención a la comunidad, eso es lo único que nos motiva».

Las denuncias

Las palabras de López chocan con lo que se denunció desde las comunidades. A fines de marzo, pocos días después del comienzo de la cuarentena, Octorina Zamora, mujer wichi y referente de la defensa de los pueblos indígenas de Salta, apuntó contra el sistema de Salud y el Hospital. Aseguraba que habían desalojado a los niños internados del edificio de Recuperación Nutricional y «se apropiaron del lugar según para ‘guardia pediátrica’ y encerraron a los niños y a sus mamás o papás acompañantes en los box de uno de los salones de pediatría con todas las incomodidades».

Zamora señalaba que el edificio, inaugurado en 2015, tenía como finalidad atender a pacientes tanto del departamento San Martín como Rivadavia. A pesar de ello, denunciaba que habían decidido «prácticamente echar a los niños que siempre son perteneciente a los Pueblos indígenas de diferentes comunidades del Chaco salteño».

“Se dispuso que se convierta en guarda pediátrica. Todo entre gallos y medianoche, sin consultar nada a los referentes de las comunidades y afectando en este caso a las doce personas que estaban siendo tratadas ahí: seis niños con problemas de nutrición y un familiar que lo acompañaba en el tratamiento”, declaraba Octorina a CUARTO.

Fue el propio Estado el que le dio la razón a la referente wichí: a principios de este mes, el ministro de Salud, Juan José Esteban, que no había asumido en el cargo cuando comenzó la pandemia, firmó un acta en el que se comprometió a devolver el centro para sus objetivos originales.

Te puede interesar: 

“El ministro escuchó y tomó la decisión correcta” | El Centro de Recuperación Nutricional vuelve a ser para niños wichis

Otras noticias