lunes 4 de marzo de 2024
18.1 C
Salta

100 familias afectadas | ADIUNSa pide que la Universidad Nacional de Salta intervenga ante arbitrariedades municipales

El gremio asegura que el Municipio multa de manera injustificada el loteo de viviendas obtenido por los propios docentes universitarios e impide que se continúe con la construcción.

La Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Salta (ADIUNSa) emitió un comunicado este martes en el que solicita que las autoridades de la UNSa intervengan ante la Municipalidad para resolver un conflicto que impide que se continúe con la construcción de viviendas para los miembros del gremio.

«El pasado viernes hemos recibido dos multas por parte de la Municipalidad de Salta. en la primera de ellas se nos condena a pagar un monto correspondiente a 2000 unidades tributarias, que a la fecha equivale a $128.850. Básicamente se nos reclama haber violado el Código de Edificación vigente», comienza el texto.

Municipalidad de Salta

«¿Qué pasó? Desde 2007 ADIUNSa inició un lento proyecto autogestivo, un loteo tendiente a permitir el acceso a la tierra (un lote) a sus afiliadxs y así, en la medida del tiempo que colectivamente se dispuso, fuimos avanzando. Hoy, 16 años después estamos en el umbral de cerrar este trabajo, y algunxs afiliadxs han empezado a edificar sus viviendas», sigue.

«Desde un primer momento hemos realizado todas las gestiones que se nos pidieron, y también hemos realizado una presentación para la donación de calles al Municipio, pues es un lote de mayor extensión, aunque esto todavía no se materializó por las exigencias de la Municipalidad de Salta, en las cuales estamos trabajando», agrega.

El texto, firmado por Diego Maita, secretario general del gremio, asegura que «el problema se origina en algunos de los lotes que están en obra y que, habiendo presentado los planos al Municipio, no tuvieron tratamiento por parte del mismo, dejando las obras en un dilema: continuar o acatar la arbitrariedad municipal, paralizar y frenar la posibilidad de construcción, en tiempos donde se hace muy difícil para lxs trabajadorxs hacerse del dinero para afrontar la edificación de una casa».

«Así, los inspectores municipales han ingresado en reiteradas ocasiones al loteo, el cual aún constituye dominio privado en su totalidad, turbando ilícitamente la posesión de sus futuros moradores y violentando la propiedad de manera ilegal, para dejar las famosas ‘Actas de Comprobación’: reclamando la presentación de planos, cuando sí fueron presentados, pero se niegan a visarlos; reclamando retirar escombros de la vía pública, cuando las calles aún no fueron aceptadas por el Municipio y por ende no son ‘vía pública’, y otra serie de imputaciones falaces», sigue.

«En un lote donde se está realizando la nivelación de la vereda solicitado por el Estado Municipal, también se le labró un acta… ¡por movimiento de suelos! (justamente lo que nos exigieron); un total abuso para con nuestro sindicato que desnuda una situación paradójica: un Municipio que no hace nada por solucionar y garantizar el acceso a la vivienda, multa a un sindicato pequeño que sí lo hace. ¿Cuántas casas construyó la Muni? ¿Cuántos terrenos facilitó a los ciudadanos de Salta Capital?», se pregunta.

«De hecho, el mismo viernes llegó una segunda multa a ADIUNSa, por idénticos motivos, pero de un lote en el Barrio Portal de Lesser, del que nada tenemos que ver: ¿error administrativo? ¿hostigamiento? ¿casualidad?», agrega.

«Desde ADIUNSa entendemos que promover la compra colectiva de terrenos y el acceso a la vivienda parece ser un pecado, en una ciudad donde el negocio inmobiliario está concentrado en muy pocas manos, con un gobierno municipal que nada hace por garantizar el acceso a la vivienda, y que está más preocupado en inundar la ciudad con carteles publicitarios para hacernos creer que hacen, cuando lo único que se ve es un ‘Día de la Marmota’ en clave de bacheo y pavimentación: una repetición infinita, intendentx a intendentx de las mismas obras», señala.

«La actual gestión municipal, que ya nos honró con más de una decena de Actas de Comprobación, no levantó al momento el teléfono para ofrecernos siquiera una carretilla con ripio: el trabajo de ADIUNSa y su Comisión de Terrenos busca garantizar el acceso a la tierra, genera puestos de trabajo, genera consumo en corralones y demás proveedores de la construcción; mientras el Municipio sólo ofrece Multas, sincerando su única vocación: recaudar, recaudar y recaudar. Porque esa agencia publicitaria disfrazada de Estado, cuesta dinero mantener», expresa la nota, que fue difundida junto a las multas recibidas.

«Desde ADIUNSa no le pedimos nada al Municipio. Hemos venido sosteniendo este proyecto desde sus inicios con el esfuerzo genuino de nuestrxs afiliadxs, sin el aporte de ningún organismo estatal. Sólo queremos que dejen de obstaculizar y poner trabas a un proyecto que ofrece una alternativa en esta ciudad de inmuebles y tierras concentradas en pocas manos», agrega.

«Asimismo, solicitamos la mediación de la Universidad, y nos ponemos a disposición del Municipio, si es que hubiera voluntad de encarar un diálogo virtuoso que brinde una solución a este problema, que afecta potencialmente a 100 familias de la Universidad Nacional de Salta», aclara.

Sobre el final de la nota, el gremio informa que en la mañana de ayer, «mientras cerrábamos esta comunicación», llegaron dos multas más: «Por obras en otros lotes, pero esta vez por valor de 3.000 (tres mil) unidades tributarias cada una, con lo que en total se le reclama a ADIUNSa, una asociación sin fines de lucro, la suma de $642.900 (seiscientos cuarenta y dos mil novecientos pesos)».

Otras noticias