Tras una reunión en la que participaron integrantes de “La Multicultural” detallaron los pasos a seguir en este contexto.

Si bien hubo indignación y descontento porque en la legislatura salteña no se trató la Ley de Emergencia Cultural el martes pasado, tanto artistas como gestores culturales insisten en la necesidad de esta reglamentación.

La Multicultural es una Red de Organizaciones Culturales Independientes y el pasado 22 de agosto mantuvo una reunión de la que participaron sus miembros y también otros artistas y trabajadores de la cultura que mantienen el reclamo por una mejora en sus condiciones laborales.

Desde este espacio aseguran que están en contacto “con los referentes de la Municipalidad, a partir de la creación de una mesa de trabajo legislativo y ejecutivo para evaluar las ordenanzas que se han estado haciendo a nivel de cultura y cuáles son las políticas culturales que tiene en este momento la intendencia”.

También señalan que en cuanto a la Ley de Emergencia Cultural, están “trabajando con otros referentes de la cultura y hoy abrimos a un debate y revisión mayor”. En ese sentido detallaron que hay una serie de puntos principales a tener en cuenta:

1) Que se contemple en primera instancia a los actores del sector que se encuentran en mayor situación de vulnerabilidad. (vía subsidios, y módulos alimentarios)

2) Pensar políticas públicas para la reactivación del sector, que contemplen en primera instancia al artista como trabajador.

3) Conformar una mesa de trabajo en donde confluyan los diversos sectores de la cultura, el ámbito legislativo, ejecutivo y el COE para la concreción de propuestas de leyes y mecanismos para una mayor reactivación del sector.

En detalle, esos tres puntos fueron tratados en la reunión antedicha, de la que participaron trabajadores y trabajadoras de la cultura en sus distintos ámbitos: teatro, música, danza, arte callejero, asociaciones de músicos, centros culturales, etc. Elaboraron un pliego de consideraciones que enumeramos a continuación:

1) Como primera línea de acción, atender y profundizar la atención del sector de cultura en esta emergencia. Para ello se propone:

  • Ampliar los beneficiarios del subsidio, sin exclusión de aquellos que han percibido el IFE.
  • Tarjeta alimentaria para los trabajadores en situación crítica.
  • Subsidios en los servicios de Luz y Agua.

2) Respecto del tratamiento de la Ley de emergencia cultural, se coincide en la necesidad de que esta evite el camino burocrático, para una aplicación más inmediata, por ejemplo en forma de decreto o resolución.

3) Ampliar el alcance de la ley en lo referido a las Plataformas Streaming, y que esta no se centre solamente en las localidades de Orán y Capital. Es necesario abordar a toda la provincia. Asimismo se sugiere que desde la Secretaría de Cultura se subsidie circuitos de espacios culturales barriales, descentralizando la idea del circuito que solo abarca el micro y macro centro

4) Se considera fundamental que la ley tenga por fundamento poner en valor a lxs artistas, artesanxs y agentes de la cultura. Es necesario comenzar a dignificar el trabajo que se lleva a cabo como el engranaje principal de la estructura cultural. Para ello es necesario desnaturalizar la idea de que lxs artistas trabajamos de forma gratuita.

5) Informamos que pese a las diversas reuniones que se han mantenido con el gobierno y con la gestión de cultura, en donde se ha presentado proyectos e iniciativas para llevar a cabo, no se ha recibido apoyo ni aval para la realización de los mismos.

6) Consideramos que ante la falta de presupuesto por parte del estado, es necesario que se redireccionen los recursos de cultura y que estos puedan ser puestos al servicio, también, de las organizaciones independientes. Algunos de estos recursos se utilizan para programas específicos de cultura y que no tienen beneficio directo en la situación de lxs artistas en estado de emergencia. Por lo tanto es necesario redireccionar el uso de las plataformas de streaming, los recursos de producción audiovisual de los museos, para colaborar en la solventación de los proyectos de lxs artistas.

7) Se requiere saber con urgencia el estado de la ley de mecenazgo, la cual ya debería estar reglamentada. La misma posibilitaría una opción más para el financiamiento de los proyectos independientes. Esta ley además podría articularse con el proyecto de ley de emergencia, en tanto se propone una articulación con el sector privado, además de la posibilidad de financiar a través de retenciones o impuestos a las empresas.

8) Es necesario clarificar cómo se articulará la mesa de trabajo que propone la ley. De qué manera se propondría los representantes de la cultura, y como ésta atenderá a las necesidades de los diversos sectores. Es necesario que esta instancia pueda ser lo más abarcativa posible.

9) Se solicita la quita del 10% de aporte frente al uso de los teatros que manifiesta el proyecto de Ley de Emergencia Cultural.

10) Se solicita la anulación de las medidas contravencionales, que dispone el Estado municipal para reprimir la actividad artística callejera en tanto el arte callejero no es un delito.