sábado 25 de mayo de 2024
5.3 C
Salta

Extorsión y persecución en un banco salteño | Despiden a siete trabajadores y hay otra decena de puestos en peligro

El Banco Más Ventas realizó despidos sorpresivos en su sucursal salteña en una jornada tachada como ríspida y «denigrante», según denunció una empleada cesanteada. Todo sucedió el día previo al 1 de mayo. 

El Banco Más Ventas llevó a cabo una serie de despidos que afectó a 7 empleados de su sucursal en la provincia de Salta el pasado 30 de abril, generando polémica por los presuntos abusos cometidos durante el proceso. La abogada Romina Brizuela, una de las trabajadoras cesanteadas, relató los hechos ocurridos ese día en diálogo con el programa radial Cuarto Oscuro (FM La Plaza 94.9).

Según Brizuela, los despidos se efectuaron «de forma arbitraria y denigrante» al final de la jornada laboral. El banco citó a los trabajadores sin previo aviso y en presencia de un escribano público para que firmaran las actas de notificación. «Fue sorpresivamente armado por autoridades del banco, haciéndolo con escribano presente para que la gente firme sin ningún tipo de anticipación, vulnerando los derechos de los trabajadores», denunció la exempleada.

La entidad argumentó que los despidos obedecían a una supuesta «recesión económica interna» que atraviesa. Sin embargo, Brizuela aseguró que el Banco Más Ventas no ha tenido inconvenientes y que incluso durante la pandemia mantuvo sus operaciones: «Ellos siempre dicen que no tienen para pagar ni para seguir la situación, pero en mi caso yo tengo una antigüedad de siete años y he trabajado en pandemia, nunca he dejado de trabajar», lamentó.

Otro elemento que generó suspicacias fue el hecho de que entre los cesanteados se encontraban tres trabajadores que se habían postulado para integrar la junta sindical interna del banco. «Ante las siete personas que despidieron, cuatro fueron sin fuero, y nosotros tres que ya siendo postulantes, ya estamos dentro del fuero sindical. Aún así lo hicieron en detrimento de los derechos de los trabajadores», explicó Brizuela.

La exempleada consideró que su despido y el de los otros dos postulantes fue una medida para coartar la representación gremial dentro de la entidad. «La idea era no tenerme como delegada, por eso fue el despido», sentenció. «Lo que se viene bajando acá de línea a nivel nacional es justamente delimitar y debilitar de algunas formas las asociaciones sindicales. Primero fue con el DNU, que quedó ahí en suspenso con una medida cautelar. Y ahora lo están queriendo hacer justamente porque no quieren que haya más un cuerpo interno que defienda los derechos de los trabajadores, sino que el empleador avasalle sobre ellos y haya solamente decisiones unilaterales por parte de ellos, que no haya una o una persona que pueda defender», aclaró luego.

Tras los polémicos despidos, la Asociación Bancaria se encuentra negociando con las autoridades del Banco Más Ventas para revertir la situación. «El apoyo sindical sí está dado, sí están apoyando en un cien por ciento», afirmó Brizuela, al tiempo que reconoció que entre el personal cesante y el resto de los empleados existen «temores» ante posibles nuevos despidos, pues se corre el rumor de que hay otros diez trabajadores más que serían eyectados de la empresa.

Archivos

Otras noticias