Además, esperan un déficit primario del 3,1%, según el documento que presentaron para el canje de deuda a los acreedores.

En las últimas horas se dio a conocer el borrador de los lineamientos para la oferta de canje de la deuda externa que el Ministerio de Economía a cargo de Martín Guzmán envió a los acreedores de forma confidencial en abril pasado.

Dicho documento realiza algunos pronósticos para lo que será el 2020 en materia macroeconómica. La proyección es de un retroceso del PBI del 6,5%, que implicaría un piso nominal para el producto de USD418.000 millones.

De cumplirse este desplome por tercer año consecutivo, se espera que para el 2021 un rebote del 3%; del 2,5% en 2022 y un crecimiento sostenido del 1,7% entre 2023 y 2030 para luego converger a una expansión del 2% a partir de 2033.

El documento muestra, además, que el Palacio de Hacienda prevé un déficit fiscal primario del 3,1% del PBI para 2020, que sería acompañado por un monto equivalente de transferencias del Banco Central al Tesoro. Un nivel a priori bajo teniendo en cuenta las necesidades de inyección de recursos para paliar la crisis social y asistir a las pymes.

De acuerdo a esta proyección, en 2021 habría un rojo del 1% y en 2022, del 0,5%. En 2023 se alcanzaría el equilibrio primario y el superávit crecería hasta alcanzar el 1% en 2027.