sábado 25 de mayo de 2024
5.3 C
Salta

Y hoy es La Linda | A medio siglo de fundarse la ciudad de Salta era descrita como «60 casas en un estado miserable»

En el marco de los festejos por el 442° aniversario de la fundación de Salta, la historiadora Bárbara Aramendi brindó una mirada sobre los difíciles comienzos que tuvo la ciudad que hoy es una de las más reconocidas por su belleza en el país.

En una entrevista brindada al programa Cuarto Oscuro (FM La Plaza 94.9), la Doctora en Historia Bárbara Aramendi, egresada de la Universidad Nacional de Salta, reveló detalles poco conocidos sobre los primeros años de la ciudad de Salta luego de su fundación en 1582. La historiadora comentó por ejemplo que, contrario a la creencia popular, la zona no se encontraba despoblada al momento de la llegada de los españoles.

Aramendi explicó que el Valle de Lerma, donde se asienta la actual ciudad capital, estaba habitado por poblaciones agricultoras incluso en lo que hoy comprende el casco céntrico salteño. «Los arqueólogos han relevado una serie de asentamientos que a veces ignoramos como salteños», aseguró. «Poblaciones agricultoras que se encontraban asentadas en lo que es hoy la Plaza 9 de Julio, se han encontrado restos de poblados, también en los alrededores de nuestra ciudad», detalló.

Sin embargo, la fundación de Salta no estuvo exenta del proceso de conquista y sometimiento violento que caracterizó la llegada española a América. «Este valle no estaba vacío cuando se funda Salta, estaba poblado», remarcó Aramendi y agregó que aunque la resistencia no fue tan cruenta como en otras regiones, los pueblos originarios fueron violentados para ser utilizados como mano de obra.

Sobre el fundador, Hernando de Lerma, destacó: «es uno de los pocos académicos. Porque era licenciado, pero como el resto viene en búsqueda de riquezas, sobre todo. Y en esa búsqueda es que también se desatan estas peleas y y rencillas adentro inclusive del grupo de los españoles. Por ejemplo se sabe que él torturó a su antecesor en el cargo de gobernador del Tucumán, persiguió a sus seguidores y bueno, termina su vida preso en Madrid y sumido en la pobreza. O sea, no es que constituya una gran figura porque nuestra región tampoco era sumamente importante. Nosotros estábamos en un lugar periférico dentro de del Virreinato del Perú».

En cuanto a los primeros años, la ciudad atravesó serias dificultades para consolidarse. Aramendi citó al viajero Sotelo de Narváez quien, medio siglo después de la fundación, describió a Salta como «60 casas en un estado miserable» y que «la gente que vivía acá no era vecina de la ciudad, sino de San Miguel de Tucumán o Esteco».

La historiadora también subrayó que más allá de la visión idealizada, los españoles tuvieron que realizar grandes esfuerzos por mantener y hacer prosperar los asentamientos como Salta, al punto que su fundador Hernando de Lerma debió asentarse para dar el ejemplo y evitar el abandono. También resaltó la organización de las poblaciones originarias, que lograron resistir en muchos casos durante siglos a los españoles en base a unidad y coordinación de esfuerzos.

Escuchá la entrevista completa:

Open in Spotify

Archivos

Otras noticias