sábado 24 de febrero de 2024
18.7 C
Salta

Un poncho | La polémica absurda que dominó las elecciones salteñas de 2019

Los encontronazos que ocurren este año no son novedad. En la campaña anterior hubo disputas del mismo (bajo) nivel.

Si alguien pensaba que las elecciones provinciales 2023 en Salta estaban siendo un bochorno, se olvida lo ocurrido hace apenas cuatro años, cuando una polémica absurda desvió la atención de la prensa y los candidatos.

En aquella oportunidad no fue un nombre de pila o debates internos mínimos que no significan nada para la ciudadanía, sino un poncho.

Municipalidad de Salta

En aquel entonces, la utilización del logotipo del poncho salteño para las PASO locales se había convertido en un terreno de disputa entre los precandidatos a la intendencia capitalina dentro del frente que llevaba a Gustavo Sáenz como precandidato a gobernador.

Bettina Romero había registrado el poncho en la justicia federal como logo partidario y después se sorprendió cuando vio que su competidor interno, Martín Grande, también hizo uso del mismo, pero ante la justicia provincial.

Abierta la disputa, una más de las tantas que tuvieron Romero y Grande en 2019, Sáenz intentó poner orden pidiendo que el problema se resuelva puertas adentro entre los apoderados y aclaró que el poncho es un signo de unidad de los salteños. Sin embargo, no hubo acuerdo y finalmente el Tribunal Electoral resolvió que Bettina tenía razón.

«Dijimos que el poncho era del frente y lo podían usar todos», dijo en aquella oportunidad Luis María García Salado, por entonces jefe de Gabinete de la Municipalidad.

Poncho para todes. Bettina y Martín Grande junto a Sáenz, Rogelio Frigerio y el poncho de la discordia.

Otras noticias