domingo 26 de mayo de 2024
5.3 C
Salta

Tras la muerte de una persona de Yacuiba por COVID-19, hasta los vecinos controlan los pasos fronterizos en Salvador Mazza

La desconfianza en el control efectivo en los límites generó que los habitantes de este pueblo cierren con ramas al menos dos pasos no controlados: uno en el Sector 5, y otro en el barrio El Chorro.

Preocupados por la porosidad de la frontera salteño – boliviana, los vecinos recurrieron a ramas para bloquear los caminos de la llamada “frontera seca”. Todo se profundizó con la muerte de un vecino con coronavirus del barrio Las Delicias de Yacuiba, ubicado a solo 300 metros del barrio El Sauzal (en Argentina).

El hombre fallecido hace una semana en la ciudad boliviana de Tarija -tras ser trasladado desde Yacuiba- fue descripto por periodistas bolivianos como un vendedor ambulante que asistía a las “ollas comunes” (populares) de la barriada, además de asistir, por ejemplo, al Mercado Campesino de la ciudad que es visitado por habitantes de ambos lados de la frontera para aprovechar los productos frescos y los buenos precios.

Esa situación generó que los habitantes de Salvador Mazza recurran a ramas para bloquear dos pasos no controlados: uno en el Sector 5 y otro en el barrio El Chorro. Desde el Comité Operativo de Emergencia (COE) de Salvador Mazza, se elevó a las fuerzas de seguridad que tienen a cargo el control (Policía o Gendarmería) un listado de los vecinos de esa ciudad que residen en los barrios ubicados en la llamada frontera seca.

Son los barrios que van desde El Chorro al Sauzal”, dijo a la sección local del diario Página 12 el gerente del Hospital de Salvador Mazza, Rubén Hualppa. El registro identifica a unas 160 personas que efectivamente viven en este sector. “Con este listado los encargados de los patrullajes verificarán si realmente residen en el lugar las personas que desde estos barrios se mueve hacia otros sectores de Salvador Mazza”, precisó el medio citado.

“No es que se cierra el barrio”, sostuvo el médico al aclarar que en realidad se ponen controles más estrictos a los habitantes de estos barrios al momento de circular. Afirmó que para dar cumplimiento a ese estricto control es que se solicitará que el egreso o ingreso a los barrios se encuentre debidamente acreditado. El médico recordó que a la localidad ya llegaron 30 policías más para reforzar los controles. Desde Gendarmería Nacional, indicó, ya se comprometió un número similar de uniformados para monitorear la frontera y sus distintos pasos.

En la zona se destaca los permeable que es la frontera en esa región por una combinación de factores que incluye la cercanía entre las localidades de uno y otro país, los pasos no controlados y el discontinuo horario del control de Gendarmería que se limitaría a patrullar la zona de 7 a 22.

Archivos

Otras noticias