sábado 2 de marzo de 2024
30.3 C
Salta

Tarifas cada vez más altas | El Senado pidió que se declare la emergencia en Salta

En la reunión que mantuvieron los senadores con los técnicos de EDESA y el Ente Regulador, se analizó la baja en la demanda de la electricidad y el aumento de los pedidos de subsidios por parte de los usuarios para poder pagar las facturas.

El senador provincial Pablo González sostuvo que en Orán ingresan 50 pedidos diarios de subsidios a la Municipalidad de esa ciudad, mientras en su despacho los pedidos llegan a 10 desde mitad de año. “Me preocupa porque algo así nunca había pasado”, dijo el legislador en la reunión, para luego declarar a la sección local del diario Página 12 que hay familias que en los asentamientos están destinando la mitad de sus ingresos al pago de las tarifas.

Entre los solicitantes se encuentran quienes sacaron un plan de pago para regularizar sus deudas. “Pero ese plan de pago se junta con la facturación y es imposible pagar. Entonces le cortan el suministro y ese usuario se engancha de la luz de otro vecino. Al vecino con el servicio le vienen facturas impagables, entonces le cortan el suministro y así se genera un dominó que puede terminar en una crisis social”, dijo González. A la descripción de lo que pasa en Orán adhirió también el senador por Metán, Roberto Gramaglia, quien sostuvo que la situación en su departamento es similar.

Municipalidad de Salta

Por su parte, desde EDESA aseguraron que la empresa perdió durante los primeros cuatro meses del año al menos un 4% de demanda respecto de los mismos meses de 2018, lo que también genera problemas financieros para la empresa que recauda menos de los previsto hace un año complicando los objetivos de inversión.

Una de las explicaciones de la situación actual es la baja de cantidad de personas con tarifa social. Según la empresa en 2015 el 86% de los usuarios eran subsidiados, mientras que en 2019 sólo el 46% accedió a la tarifa social. “Consideró que en 2017 se regularizó el tema de los subsidios, que desde la empresa y el ENRESP entendieron eran demasiados. Pero se reconoció que la inflación generó una fuerte suba en el costo, al punto que el precio de abastecimiento subió 2400 veces más entre 2015 y 2019”, enfatizó el medio citado.

En cuanto a la energía que se consume, se indicó que existe una pérdida técnica habitual del 9%. La pérdida llegó este año al 13.6%, lo cual representa “cuatro veces más que hace dos años”. Ese 4.6%, aseguró la empresa, representa la cantidad de “enganchados” al sistema. Usandivaras estimó que unas 10 mil familias salteñas están en esa situación por la situación propia de los asentamientos en los que viven.

Otras noticias