miércoles 21 de febrero de 2024
22.5 C
Salta

Señalan que un partido político boliviano recibió donaciones de un narco favorecido por el ex juez salteño Raúl Reynoso

Se trataría de Miguel Ángel Salazar Yavi, que en realidad sería José Farfán: un jujeño cuyo expediente determinó la caída del ex juez federal condenado por favorecer con sus fallos a narcos a cambio de coimas.

El diputado oficialista de Bolivia Rolando Cuéllar, cercano al presidente Luis Arce, denunció que el capo narco jujeño José Miguel Farfán habría aportado dinero a la campaña electoral del partido Movimiento al Socialismo (MAS).

El legislador boliviano exhibió a la prensa una presunta carta de agradecimiento firmada en 2017 por Gerardo García, vicepresidente del movimiento conducido por el ex jefe de Estado nacido en Orinoca. En el mismo se mencionan “grandes contribuciones económicas” hechas desde el 2014 a la fuerza política por parte de Miguel Ángel Salazar Yavi, que sería una identidad falsa de Farfán.

“De parte de nuestro presidente, hermano Evo Morales Ayma y la dirección nacional y todos sus dirigentes Del MAS-IPSP, AGRADECEMOS a nuestro hermano Miguel Ángel Salazar Yavi», menciona el escrito que lleva el membrete del partido de Morales. La misiva ubica a Salazar Yavi como “un próspero empresario que contribuye al desarrollo de Bolivia”.

Por otro lado, tres partidos opositores al gobierno, Comunidad Ciudadana, Creemos y el conglomerado civil Conade, exigieron al Tribunal Supremo Electoral (TSE) que le remueva la personería jurídica al MAS y abra una investigación de oficio.

Antes, el partido oficialista presentó ante el TSE una demanda de expulsión y el retiro de la banca legislativa de Cuéllar por «transfuguismo». Por otro lado, García denunció que Cuéllar tiene denuncias por casos de violación y estafa. «Estoy recabando también información de él, ha sido un violador, que ha sido un estafador en Santa Cruz”, manifestó en declaraciones a radio Kawsachun Coca.

José Miguel Farfán, oriundo de la provincia de Jujuy, es acusado de ser uno de los principales narcos del noroeste argentino. En 2019 fue detenido en el departamento boliviano de Santa Cruz de la Sierra luego de integrar la lista de búsqueda de la Interpol desde 2015 por los delitos de asociación ilícita y transporte de estupefacientes.

Sin embargo, los antecedentes del líder criminal se remontan al menos hace más de dos décadas atrás. En 1999 fue condenado a cinco años de prisión pero logró escapar. Ocho años después la Policía lo detuvo pero lo excarcelaron de manera irregular. En 2013 fue hallado con más de 400 kilos de cocaína, pero también lo liberaron tiempo después.

Su expediente llevó a la caída del ex juez Raúl Reynoso, acusado de brindarle ilegítimamente la exención de prisión a cambio de una coima tras una investigación del juez Alberto Bavio y la PROCUNAR.

Luego de esto, Farfán terminó en Santa Cruz de la Sierra haciéndose fama de empresario agricultor y con vínculos a las inversiones inmobiliarias. Desde allí, traficaba cocaína hacia la Argentina. El “Chapo del Cono Sur” fue finalmente detenido en la avenida Cristo Redentor de la capital cruceña, con documentación que lo identificaba como Miguel Ángel Salazar Yavi. El mismo nombre mencionado en el agradecimiento del MAS.

Otras noticias