miércoles 22 de mayo de 2024
12 C
Salta

Representan 3.200 millones mensuales | Piden a Gustavo Sáenz gestionar el mantenimiento del IFE para Salta

“La suspensión del IFE ocasionaría en nuestra provincia una verdadera catástrofe económica y social”, resalta el escrito rubricado por Mauro Sabbadini, presidente del Partido Felicidad.

El presidente del Partido Felicidad tomó nota de lo anunciado el pasado viernes por el presidente de la nación y ratificado luego por la titular del ANSES, Fernanda Reverta, en torno a la posibilidad que el Ingreso Familiar de Emergencia deje de beneficiar a salteños y salteñas a partir del próximo mes de julio.

En ese marco, el dirigente difundió un escrito en donde solicita al gobernador que gestione ante presidencia el mantenimiento de la medida. “De no mediar medidas sustitutivas en la inmediatez, la suspensión del IFE ocasionaría en nuestra provincia una verdadera catástrofe económica y social”, resalta el documento que recuerda que según datos del INDEC, nuestra provincia inició el año 2020 con 45.5% de sus habitantes por debajo de la línea de pobreza y 7.9% de personas en situación de indigencia. “Huelga señalar que el escenario socio económico ilustrado por el INDEC correspondiente al segundo semestre 2019 y anteriormente aludido, se ha agravado en todo el país y por supuesto también en nuestra querida Salta”.

En ese punto, el escrito se pregunta por qué la pandemia y las restricciones asociadas a ella no terminaron de sumir a Salta en la peor de las crisis económicas. La respuesta fue que por la continuidad y/o ampliación de programas de contención y seguridad social diseñados e implementados por el gobierno nacional: salario social complementario; bonos extraordinarios para AUH, AUE, jubilaciones y pensiones; tarjeta alimentaria; el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP); e Ingreso Familiar Extraordinario.

“El IFE en nuestra provincia contó con casi 320.000 personas beneficiarias, representando la incorporación de 3.200 millones de pesos a la economía familiar de los últimos deciles de nuestra escala social a razón de pesos 10.000 por familia”, resalta el escrito. Para dimensionar el monto, los equipos técnicos del Partido Felicidad analizaron (del presupuesto Provincial 2019) el gasto en Personal del año pasado: 40.604 millones de pesos que dividido por 13 (doce sueldos y el aguinaldo) da 3.123 millones. “Por ende, el impacto del IFE mensualmente en nuestra provincia es equivalente prácticamente al total de recursos monetarios que el gobierno provincial destina a pago de sueldos”, destaca el documento.

Tras reivindicar el esfuerzo del gobierno nacional para contener a las familias argentinas en esta difícil coyuntura y destacar los debates en curso (impuesto a las grandes fortunas o renta básica universal); Sabbadini resalta que hasta que no “devengan en medidas concretas”, políticas como el IFE deben tener continuidad. “En Salta, los esfuerzos del gobierno nacional, del gobierno provincial y fundamentalmente de su ciudadanía han posibilitado el control de la circulación viral con, hasta el momento, ninguna defunción. Que el éxito en el control de la circulación del virus (…) no traiga aparejado el abandono en términos de asistencia económica para los sectores más vulnerables”.

En ese marco, el escrito finaliza con el pedido al gobernador de transmitir al presidente Alberto Fernández la compleja situación de nuestra provincia y la necesidad de maneter la IFE. “Seguramente para esta tarea podrá contar con todos los legisladores nacionales y en particular con los del Frente de Todos, dechados de una particular sensibilidad respecto de los problemas que aquejan al pan y las mesas de los salteños y salteñas”.

Archivos

Otras noticias