domingo 19 de mayo de 2024
9.8 C
Salta

Por matar a un empleado | El finquero alemán fue condenado a perpetua

Hartmut Torsten Theobald también deberá indemnizar a los afectados con 9 millones de pesos.

Hartmut Torsten Theobald, dueño de la finca El Salto, ubicada en Palomitas, fue condenado ayer a prisión perpetua por haber asesinado con veneno a uno de sus empleado y haber intentado asesinar a otro. Deberá indemnizar a los afectados con 9 millones de pesos.

Nuevo Diario informó que Theobald, de 48 años, fue encontrado culpable del delito de homicidio calificado por el uso de veneno u otro elemento insidioso en perjuicio de Ramón Ignacio Casas (56) y por tentativa de homicidio en perjuicio de Benito Soraire (70).

El hecho ocurrió en octubre de 2018. Casas murió por la ingesta de carne contaminada con un poderoso pesticida. Varios testigos señalaron a Theobald como el que le llevaba la carne y otros alimentos comestibles a Casas y Soraire.

El alemán fue trasladado al penal de Villa Las Rosas, donde pasará el resto de sus días.

Archivos

Otras noticias