martes 27 de febrero de 2024
25.3 C
Salta

Peor que concejal tramitando el IFE | Jueces salteños cobran $350 mil y reclaman plus por trabajar en la feria judicial

El pedido confirma la ausencia de empatía de los magistrados. Marcelo Domínguez, María Domínguez y María Inés Casey firmaron el escrito.

El desmesurado pedido surge en medio de una pandemia en donde muchos pierden y otros tantos se quedan sin nada. Fue remitido al Presidente de la Corte de Justicia y está fechada el día 28 de agosto, dos días después de la Acordada N° 13.175 que dispuso la última Feria Judicial Extraordinaria en el Distrito Centro a raíz de la circulación viral comunitaria del COVID 19 en nuestra ciudad.

Con asombrosa economía de palabras, los firmantes solicitan que “se arbitren las medidas necesarias tendentes al reconocimiento del pago o compensación con días de licencia a utilizar por los magistrados, magistradas, funcionarias o agentes que presten servicios en este Tribunal durante la Feria Judicial extraordinaria establecida mediante la Acordada N° 13175”. Los jueces arroparon el mangazo con tecnicismos solemnes: apartados y artículos de Leyes y Reglamento que vienen a confirmar dos cosas: siempre se puede desmenuzar las normas para acrecentar mezquinos privilegios y ello explica el desprestigio que desde hace tiempo afecta a la Justicia.

Municipalidad de Salta

“Es increíble. Estos camaristas cobran unos $350 mil mensuales y pretenden cobrar más solo por hacer su trabajo durante la pandemia, en horario reducido y con menos carga laboral”, se indignan algunos profesionales consultados por CUARTO. Para los firmantes, sin embargo, la demanda es justa. Aseguran que las normas no distinguen entre ferias ordinarias o extraordinarias y que ambas “implica un incremento normal de trabajo” aunque – dicen – la pandemia compromete más “el normal desarrollo de las tareas jurisdiccionales propias de este Tribunal durante cualquier feria; tareas ya menoscabadas ordinariamente con motivo de la disminución del personal y funcionarios de esta dependencia”.

Lo último muestra el divorcio entre la vida de jueces y el resto de los mortales. Mientras la pandemia satura de trabajo y complica la vida de la mayoría de los salteños que cobran cada vez menos, para los jueces de abultados salarios las complicaciones ameritan que ellos perciban más dinero o acumulen mayores días de vacaciones. Para algunos, incluso, la feria ni siquiera supone más complicaciones. “Por la acordada 13175 solo trabajan de manera presencial algunos Juzgados y Cámaras para asuntos urgentes, mientras el resto lo hacen de manera remota desde sus casas adelantando trabajo en temas no urgentes. Como se suspenden los plazos procesales y solo se da trámite a los juicios urgentes, durante la feria judicial disminuye el trabajo presencial de manera sensible. Es lo que ocurre en las ferias judiciales de enero y de julio”, explican los consultados por CUARTO.

Otras noticias