domingo 25 de febrero de 2024
21.4 C
Salta

Oscar Centeno | La vida del salteño que disparó la causa de la fotocopia de los cuadernos

Mientras se elevaba a juicio oral la causa, un informe reveló la vida del ex chofer de Roberto Baratta a quien se atribuye la redacción de los cuadernos. Vive en una casa custodiada y hace poco volvió secretamente a nuestra provincia.

Asó lo informa la periodista de Clarín, Lucía Salinas, en una nota publicada hoy en donde asegura que el chófer más famoso nacido en Salta tiene hoy varios kilos menos, un nuevo color de pelo, la barba crecida y usa compulsivamente gorros y boinas para pasar desapercibido. “Oscar Centeno busca rehacer su vida luego de convertirse en el protagonista que dejó al desnudo la mayor trama de corrupción de la era K”, dice el informe mientras la causa en sí misma pierde fuerza en la justicia.

Lo cierto, no obstante, es que Centeno cobró notoriedad en agosto del año pasado al convertirse en el primer arrepentido de la llamada causa de los Cuadernos de las Coimas. Desde entonces se mueve bajo un estricto dispositivo de seguridad y según el medio citado, el salteño que fuera chofer de Roberto Baratta continúa escribiendo en cuadernos, piensa publicar dos libros y en medio de la reconstrucción de su vida familiar quiere recuperar su remís.

Municipalidad de Salta

“Hace unos meses fue trasladado a una segunda casa segura alejada de la Capital Federal, un domicilio oculto, bajo el más absoluto resguardo, en el que vive luego de ingresar al programa de Imputados y Testigos Protegidos”, enfatiza Clarín que también asegura que el exchofer se siente “aliviado” de haberse arrepentido – ser un imputado colaborador en la causa – y que con el correr del tiempo está de mejor ánimo y conversador.

Para la Justicia las razones de este cambio son dos: Centeno está acompañado por su pareja que oficia de sostén emocional y recibe la visita de una de sus hermanas muy religiosa que lo ayudó al hombre a aferrarse a la fe y a leer la Biblia.

Centeno cuenta con una subvención mensual como parte del programa de imputados protegidos, pero el sustento del Estado es esencialmente garantizarle la vivienda, la seguridad para él y para su entorno familiar. “Junto con la ayuda económica que recibe, cobra una pensión del Ejército al que perteneció, pero asegura que esto representa un magro ingreso mensual: no supera los $ 30.000” se informa. Centeno es custodiado las 24 horas por personal del grupo Los Lobos, una fuerza formada exclusivamente para el cuidado de quienes integran el programa de personas protegidas.

Centeno, excarcelado, está limitado en varios aspectos, aunque hace poco tuvo permiso para visitar nuestra provincia a encontrarse con su madre. “Hace poco, Centeno recibió autorización para viajar a su pueblo natal. Bajo un importante dispositivo de seguridad, fue trasladado a Salta donde se encontró después de mucho tiempo con su mamá. Ella le reveló parte de su historia familiar desconocida para él, historia con la que aseguró, pudo reconciliarse y es lo que está escribiendo en la actualidad. Asegura, sin embargo, que tiene mucho más que contar de aquellos recorridos por Capital Federal con ex funcionarios y eso lo está volcando entre otros datos, en los cuadernos que continúa acumulando”, enfatiza la nota periodística.

Ya no sigue de forma obsesiva los avances en la investigación, pero volvió a mostrarse preocupado cuando se imaginó en un juicio oral con todas las personas imputadas tras la revelación del diario La Nación de sus ocho cuadernos. “Doctor, ¿van a mandar la causa juicio?”, fue una de las últimas preguntas que le realizó a su abogado por teléfono con cierta preocupación. Fue luego de que escuchara en la radio la noticia de que Bonadio estaba próximo a elevar al expediente y eso volvió a generarle cierta ansiedad.

Otras noticias