domingo 21 de abril de 2024
27.5 C
Salta

Norte salteño | Encargados de comedores escolares de verano reclaman el pago de enero y febrero

Por ahora son 8 los talleristas que reclaman, pero son 43 las escuelas que habilitaron comedores (Programa de Refuerzo Estival) para dar el almuerzo a niños y mujeres embarazadas en los departamentos de Rivadavia, Orán y San Martín.

El gobierno de Salta indicó que los retrasos se deben a que se sigue a la espera de la normalización de autoridades que destraben los 680 millones de pesos que debe enviar el Ejecutivo nacional en el marco de un convenio con la provincia. Parte del financiamiento es de la provincia y parte de la Nación.

Los reclamos de los talleristas se hicieron desde la Escuela Pedro Brandán Nº 4307, de General Ballivián (San Martín). María Romero – una de las mujeres que colaboró en enero y febrero para atender a entre 400 y 500 personas por día – declaró que el compromiso era el pago de 50 mil pesos por enero y la misma suma por febrero. “Se suponía que en febrero nos iban a pagar la primera parte. Pero estamos por terminar marzo y no cobramos nada”, dijo Romero a la sección local del diario Página 12. También indicó que el trabajo que realizaban era de lunes a viernes entre las 8 y las 13, que la paga en si misma ya era poca y que ahora está desactualizada en medio del proceso inflacionario.

El subsecretario de Políticas Educativas del Ministerio de Educación, Alejandro Williams Becker, declaró al mismo medio que la de Ballivián es una de las 43 unidades educativas en donde se aplicó el Programa. “La mayoría están en 39 escuelas de Santa Victoria (Este, en el departamento Rivadavia), una en Ballivián, una en Pichanal, otra en las afueras del departamento Orán y otra en las afueras del departamento San Martín”. El refuerzo se venía instrumentando como una de las políticas para contener a las infancias originarias que sufren el sistemático problema de muertes por causas evitables. El programa alcanzó a 12.600 personas durante el verano.

Williams Becker sostuvo que este programa fue confirmado antes del cambio de gestión nacional y que ahora padecen la falta de nombramientos a nivel nacional. Esa acefalía dificulta la comunicación. Becker relató que su primer interlocutor -dado que estaba comprometida su asunción como director de Seguridad Alimentaria de Nación- era George Hill. El problema fue que el mencionado renunció antes de ser nombrado, algo que se volvió habitual en la gestión libertaria.

“Recién la semana pasada logramos reencauzar las conversaciones con el sector pertinente en la Nación”, indicó. Mientras se espera esta respuesta, Williams Becker afirmó que se están reasignando las partidas pertinentes a nivel provincial para poder cumplir con las deudas generadas a raíz de esta demora.

El funcionario provincial sostuvo que reforzar la cuestión alimentaria en la zona de emergencia sociosanitaria es “prioritario” para la gestión provincial. “Pero el descalabro de las decisiones arbitrarias de Nación respecto de coparticipación, dificultó hacer frente a todos los compromisos que tiene la provincia”.

Archivos

Otras noticias