jueves 29 de febrero de 2024
19.3 C
Salta

No merece representarnos | Martín Grande usa a los salteños para alimentar sus intereses partidarios

El diputado nacional, candidato a senador provincial, promovió la anticuarentena la semana pasada para mostrarse en contra del gobierno nacional. Ahora pide cumplir con «todas las medidas». Antes se mostró en contra de las vacunas y después reclamó por su falta.

No hay que ir muy lejos en el tiempo para detectar que Martín Grande no es un representante digno para los salteños. Es un legislador que no sólo no cumplió con lo que prometió (ser «el cadete de los salteños») sino que cada vez más evidencia que sus intereses son partidarios, no colectivos. Sobran los ejemplos, pero alcanza con prestar atención a lo que pasaba la semana pasada, cuando el actual diputado nacional marchó a favor de «la libertad» y en contra de las restricciones sanitarias. Ahora, cuando los casos en Salta suben cada vez más, pide cuidados y cumplir con las medidas que siempre exigió no respetar.

Sólo hay que repasar brevemente lo que Grande dijo la semana pasada: «La paradoja de la historia, un día como hoy, hace 211 años, festejábamos la LIBERTAD, hoy clamamos por ella!», escribió el diputado en su cuenta de Twitter. Fue el martes pasado, 25 de mayo, cuando se realizó una marcha en nuestra ciudad en contra de las medidas sanitarias.

Municipalidad de Salta

En esa misma publicación en Twitter, Grande citaba una frase: «Cuando la patria está en peligro, todo está permitido, menos no defenderla». Quizás le quedaría mejor la frase «Cuando hay que ganar elecciones, todo está permitido». Así es la deshonestidad de este diputado que ahora quiere ser senador provincial.

Pero ahora, como ya hizo el año pasado, Grande vuelve a contradecirse. Esta vez no tardó mucho. «Hace semanas que nos encontramos con una meseta de número de casos altísimos. Pedir a la sociedad que se cuide, es redundante, pero no queda otra que promover y aplicar todas las medidas, ahora más que nunca», dijo hoy en su radio.

«El problema no es solamente la cantidad de gente infectada, sino que no todos pueden ejercer el aislamiento con responsabilidad», agregó.

«Estamos en una situación muy difícil, decirles hoy que se cuiden es muy redundante», siguió.

«Tenemos que hacer frente a esta situación de la mejor forma posible, porque el sistema sanitario comienza a colapsar, y lo peor es que se avizora que la gente va a empezar a morir sin tener atención medica», declaró, y no hizo referencia a su propia responsabilidad de comunicador y referente político que promovió desatender esas mismas medidas que ahora manda a cumplir. ¿Cuánto falta para que Martín Grande utilice la suba de casos y la saturación del sistema sanitario para criticar al gobierno nacional para intentar cosechar la simpatía de los que no están convencidos con la gestión de Alberto Fernández?

Los salteños no debemos olvidar estos gestos que muestran a alguien más preocupado por erosionar a la oposición más que por construir. Alguien que en el Congreso Nacional no aportó nada significativo, se ausentó en votaciones importantes, es citado por medios nacionales como un pésimo ejemplo de legislador y para colmo suele salir último en el ranking de diputados salteños que más se expresan a través de su banca. Porque Martín Grande habla mucho por las redes y en su radio, pero se queda callado cuando tiene que levantar la voz frente a sus pares. No trabaja para los salteños, los usa.

Te puede interesar: 

Charlatán en Salta, mudo en Buenos Aires | Martín Grande, otra vez el salteño que menos habló en el Congreso

Otras noticias