martes 27 de febrero de 2024
22.3 C
Salta

«No hubo justicia» | A 21 años de la represión de diciembre del 2001

«Hoy no hay ningún detenido por la matanza que reprimió el estallido social y económico que marcó el fin del modelo neoliberal», dijo el abogado que representa las querellas de las familias de Gastón Riva y de Diego Lamagna, dos de las 38 personas asesinadas el 19 y 20 de diciebre de 2001.

Familiares de víctimas y sobrevivientes de la represión que el Gobierno de Fernando de La Rúa ejerció durante el estallido social que determinó su caída afirman, a 21 años de esos hechos, que «no hubo justicia» para las 38 personas que murieron como consecuencia del accionar de la fuerzas de seguridad el 19 y 20 de diciembre de 2001 en varias ciudades.

«Que nunca más un Gobierno democrático atente contra la población civil», es la idea que engloba los sentimientos de la sobreviviente Susana González; Marta Almirón (madre del joven fallecido Carlos Almirón) y Camila Riva (hija del joven fallecido Gastón Riva).

Municipalidad de Salta

En ese sentido también se expresó el abogado del Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) Rodrigo Borda, que representa a las querellas de las familias de Riva y de Diego Lamagna, asesinado el 20 de diciembre en pleno centro porteño.

«Hoy no hay ningún detenido por la matanza que reprimió el estallido social y económico que marcó el fin del modelo neoliberal de los expresidentes Carlos Menem y Fernando de la Rúa», señaló Borda.

El letrado añadió que en la actualidad y «desde diciembre del año pasado, está en la Corte Suprema de Justicia –pendiente de resolución– la ratificación de las condenas efectivas de Enrique Mathov (exsecretario de Seguridad); y de Rubén Santos (exjefe de la Policía Federal) que fueron confirmadas por la Cámara Federal de Casación Penal el 13 de diciembre del 2021».

Los jueces Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Ángela Ledesma ratificaron la condena a 4 años y 3 meses de prisión para Mathov, más ocho años y seis meses de inhabilitación para ejercer cargos públicos; y la sentencia de tres años y seis meses para Santos, con siete años de inhabilitación para ejercer como funcionario.

Esto se produjo luego de que las defensas de ambos funcionarios recurrieran a Casación para que se reconsideraran los montos de las penas por los homicidios de Riva, Almirón y Lamagna, además de las lesiones culposas sufridas por una veintena de manifestantes que salieron a las calles en esas turbulentas jornadas.

«Si la Corte lo confirma, Mathov y Santos irán presos porque tienen penas de cumplimiento efectivo», aclaró el abogado, quien diferenció estos casos de los de Norberto Gaudiero (exdirector general de Operaciones de la Policía Federal) y Rubén Andreozzi (exsuperintendente de Seguridad Metropolitana), quienes recibieron penas excarcelables.

Mathov y Santos «plantearon la prescripción al menos unas tres veces pero les fue rechazada», recordó. No obstante, Borda consideró que «las condenas de Mathov y Santos, quienes estuvieron detenidos un tiempo al principio de la causa, al igual que algunos policías como autores materiales, fueron emblemáticas porque fue la primera vez que se condenó a jefes policiales por una represión».

«Sin embargo, a De la Rúa lo citaron solo en calidad de testigo cuando debió haber sido condenado ya que se comprobó su responsabilidad en los hechos en los fundamentos de la condena de Mathov», subrayó el abogado.

Fuente: Agencia Télam

Otras noticias