martes 28 de mayo de 2024
0.3 C
Salta

“Me aterra la idea de perder a mi mujer” | La devoción de una estrella de Hollywood hacia su esposa salteña

Matt Damon y Luciana Barroso se casaron en el año 2005. Se conocieron dos años antes en un bar donde nuestra comprovinciana era camarera. Crían cuatro hijas y cultivan el anonimato cuando el actor no está trabajando en un set de rodaje.

Pese a su estatus de estrella, los medios no lo acosan, algo que sí le sucede a su gran amigo, Ben Affleck. Él asegura que se convirtió en un tipo aburrido y que los hace perder dinero. “Se rindieron conmigo. Lo que vende es el sexo y los escándalos, y todo el mundo sabe que estoy casado y que soy padre. No tiene sentido que me esperen fuera de mi casa”.

Durante una entrevista de Playboy en 2004, Damon fue sincero sobre su intención de mantener su vida amorosa fuera de los titulares. La fórmula: no más famosas para él. Cumpliendo su palabra, Damon terminó enamorándose y formando una familia con una mujer que está completamente alejada de la frivolidad y de las luces de Hollywood.

Casado con la salteña Luciana Barroso desde 2005, con quien tiene cuatro hijas, Damon lleva una vida discreta y fuera de los grandes focos de Hollywood. “Con su historia de amor con Luciana se podría escribir el guion de una comedia romántica. Todo comenzó detrás de una barra de un bar en Miami, donde la salteña, entonces de 24 de años y madre de una niña, trabajaba de camarera” recordó el sitio Infobae en su edición de hoy.

Matt estaba rodando escenas de su película, “Stuck on You”, en Florida. Se suponía que la comedia de 2003 se filmaría en Hawaii, pero los hermanos Farrelly, que dirigieron la película, la trasladaron a Miami. Al explicar los eventos que llevaron a su primer encuentro, Matt le dijo a Ellen DeGeneres en 2011: “No sé de qué otra manera se hubieran cruzado nuestros caminos si eso no hubiera sucedido si todas esas cosas no hubieran sucedido”.

“Una noche, en medio de la filmación, un par de chicos del equipo dijeron: ‘Vamos a ir a tomar una cerveza a alguna parte’. Yo dije ‘No tengo ganas’ y ellos como que me arrastraron”. Fueron a un bar, donde Luciana trabajaba. Si bien Matt dijo que fue amor a primera vista, la versión de Luciana de lo que sucedió esa noche fue un poco diferente.

“Estaba trabajando como camarera en South Beach y él estaba filmando una película allí y el equipo terminó en el bar un sábado por la noche. La historia de Matt es que me vio al otro lado de la habitación y había una luz sobre mí. Y yo dije: ‘Sí, era un club nocturno, había luces por todas partes’”, bromeó Luciana en declaraciones a Vogue Australia en 2018.

En un momento de la noche, Matt comenzó a ser reconocido por los presentes y decidió resolver la situación de una manera un poco dramática: “Me escondí detrás del bar, ella me miró, y me preguntó qué hacía ahí…”, recordó. Y ella decidió aprovechar la situación: hizo que el famoso actor trabajara para ella. “Me hizo ganar un montón de dinero en propinas”.

En ese momento, Luciana estaba criando a su hija Alexia, de entonces 4 años, como madre soltera; algo que la argentina dice fue una de las cosas que atrajo al actor hacia ella. “Definitivamente tuvimos una conexión de inmediato. Para mí es solo Matt”.

En tanto, Damon describe así su flechazo instantáneo por Luciana: “Dicen que algo increíble te pasa cuando conoces a la mujer del destino…, y así fue. Juro por Dios que me sucedió algo indescriptible. Cuando estaba en mis veintipico, me preguntaba si alguna vez sería capaz de asentarme o sería soltero toda la vida: una idea que me inquietaba. Pero encontré a la persona correcta…, ¡y fue como si me fulminara un rayo”.

Inseparables, Matt llegó a declarar en una entrevista: “Literalmente, todo cambió en mi vida. Me aterra la idea de perder a mi mujer. Mi vida es mucho más fácil gracias a mi esposa y mi matrimonio. Todo tiene sentido”.

Se casaron el 9 de diciembre de 2005. Su boda fue de bajo perfil ya que la pareja no quería medios ni tapas de revistas ni invitados famosos. En su lugar, intercambiaron anillos en una ceremonia civil privada realizada en Manhattan. Al año siguiente agrandaron la familia: en 2006 nació Isabella; dos años más tarde, Gia Zavala, y en 2010, Stella. Matt, además, adoptó legalmente a la hija de Luciana con su primer marido. En 2013, la pareja renovó sus votos en un resort de Santa Lucía, en el Caribe.

La familia cultiva el bajo perfil y se los suele ver juntos cuando toman vacaciones, aunque Luciana acompaña a su marido en eventos y alfombras rojas. Cuando se le preguntó cuál es el secreto de un matrimonio exitoso en Hollywood, Luciana dijo: “Ni idea. Solo sé que creo que ambos nos sentimos muy afortunados de estar juntos, así que no lo damos por sentado. Hay altibajos, pero en general es fácil y divertido”.

De vez en cuando surgen rumores de crisis, pero lo cierto es que siempre se muestran unidos. “Uno debe estar con la persona que ama el mayor tiempo posible. Luciana es mi otra mitad. Tenemos un acuerdo: nunca estoy fuera de casa más de dos semanas. Soy un tipo afortunado. Vivo rodeado de hermosas mujeres: mi esposa y mis cuatro hijas. No puedo disponer mucho tiempo del baño, pero ese es solo un mal menor”, bromeó el actor.

Fuente: Infobae

Archivos

Otras noticias