domingo 25 de febrero de 2024
21.4 C
Salta

Juicio a Ricardo Lona | Los alegatos y el veredicto se desarrollarán en la Sala “Miguel Ragone” de Ciudad Judicial

Hasta ahora las audiencias se realizaban en una sala sin la envergadura para el juicio de lesa humanidad contra un ex magistrado federal enjuiciado en la causa por el secuestro y desaparición del ex gobernador Ragone.

Las audiencias se venían cumpliendo hasta ahora en la Sala II del Tribunal Oral Federal, un espacio muy pequeño para la envergadura de un juicio de lesa humanidad contra el ex magistrado. De allí que para alegatos y sentencia se ha pensado en un lugar más amplio, donde puedan asistir familiares, amigos de las víctimas de esos años y público en general.

En ese marco, organismos de DDHH solicitaron el cambio de lugar y el presidente de la Corte de Justicia, Guillermo Catalano, autorizó el préstamo de la Sala de Grandes Juicios “Gobernador Miguel Ragone”. Allí se llevarán a cabo las audiencias de alegatos y veredicto en la causa contra el exjuez federal, Ricardo Lona. Las audiencias, que se trasladan a la Ciudad Judicial de Salta, serán las previstas los días 10 y 24 de septiembre.

Municipalidad de Salta

Lona es juzgado por las irregularidades cometidas en la investigación por el secuestro y desaparición del exgobernador de Salta, Miguel Ragone, el homicidio del testigo del hecho, Santiago Catalino Arredes, y las lesiones sufridas por Margarita Martínez de Leal, quien también presenció el hecho.

De acuerdo a lo que señala la acusación elevada por los fiscales Carlos Amad y Francisco Snopek, Lona cerró la investigación después de recibir el expediente policial y omitió pruebas relevantes como citar a declarar a la testigo baleada durante los hechos. También analizaron una serie de irregularidades cometidas en el curso de la investigación del atentado al ex gobernador.

Ragone fue interceptado alrededor de las 8 del 11 de marzo de 1976 cuando conducía su Peugeot 504 poco después de dejar su casa. Los captores abordaron su automóvil, lo inmovilizaron y lo tiraron en la parte posterior del vehículo. Mientras todo ocurría, la empleada de comercio, Margarita Martínez, y el comerciante Santiago Arredes, propietario de un almacén, salieron a la calle para ver qué ocurría. Arredes, incluso, salió en defensa de Ragone. Pero los captores dispararon contra ambos: mataron a Arredes de un disparo en el pecho e hirieron a Martínez con una ráfaga de ametralladora.

Otras noticias