viernes 24 de mayo de 2024
9.8 C
Salta

Irene Soler sobre el drama de la Amazonía que ya afecta a Salta: “Está relacionado a la actividad humana”

La subsecretaria de Desarrollo Ambiental del municipio habló de los incendios forestales en Brasil y Bolivia. Remarcó las causas relacionadas con los intentos de expulsar a pueblos originarios y los interesados en la deforestación ilegal.  

Soler advirtió que “hasta que no sepamos cuántas son las áreas que se quemaron en total, creo que no vamos a saber exactamente las consecuencias. Pero, claro, en primer lugar, genera pérdida de biodiversidad y de otros beneficios ambientales que generan los bosques”.

La funcionaria municipal definió a los “bosques como una esponja natural” y agregó que “en este caso, la selva tropical más grande que tiene el mundo, seguramente las consecuencias van a ser importantes”. Aseguró que “se duplicaron los focos de incendios con relación al año pasado y que eso afecta no sólo a Brasil sino también a Bolivia” y señaló que “muchos atribuyen esto a condiciones climáticas porque hay una sequía bastante prolongada, pero en este caso se trata de una selva muy húmeda, no se deberían generar incendios tan grandes”.

En ese sentido, Soler reflexionó que las causas del incendio amazónico están relacionadas “más a la actividad humana, por quema de pastizales de particulares” y repasó aspectos de la historia brasileña francamente dramáticos. “Hay que recordar que históricamente, una de las tácticas empleadas por los grandes productores de ese país para expulsar a las comunidades campesinas y originarias son los incendios. La práctica se remonta a la época de Chico Méndez, aunque los incendios también fueron usados por quienes se niegan a seguir los procedimientos legales y usan los incendios como atajo para lograr deforestación de hecho”.

Soler se explayó en la explicación de otras causas y remarcó que el presidente brasileño Jair Bolsonaro atribuye el drama a las organizaciones ecologistas a quienes sacó los subsidios que gobiernos anteriores garantizaban para trabajos de conservación, aunque se mostró inclinada a las hipótesis que ponen al propio presidente Bolsonaro como responsable al dar “carta blanca” para proyectos “productivos” que habría deslizado a los grandes beneficiarios a emplear mecanismos que desataron el drama.

Finalmente, la funcionaria fue consultada respecto a si el drama que se vive puede avizorar una mayor toma de consciencia sobre la necesidad de resguardar la biodiversidad. “Es evidente que en los últimos años hay una mayor preocupación por los temas medio ambientales, aunque esa situación no siempre se traduce en política públicas. En mi caso personal, tengo la obligación de ser optimista”, aseguró.

Archivos

Otras noticias