jueves 29 de febrero de 2024
24.3 C
Salta

Ingreso Familiar de Emergencia | Los trabajadores golondrina piden cobrar los 10 mil pesos

Por ser trabajadores registrados no acceden al beneficio, pero en los hechos están sin ingresos por el fin de las cosechas o los efectos de la cuarentena. Del sector forma parte la Asociación de Trabajadores Rurales y Estibadores de Salta (Atres).

Ernesto Ojeda, titular de la Federación de Trabajadores Agrarios de la Actividad Primaria, explicó esa extraña situación en donde uno de los sectores más precarizados del trabajo aparece como “registrado”, condición que le dificulta acceder a beneficios sociales, aunque durante gran parte del año no tiene ingreso alguno. “Por usos y costumbres, el patrón no los da de baja cuando termina la cosecha, ni el Estado tiene un mecanismo para que esto suceda automáticamente. Están pasando situaciones muy duras, pero no fueron incluidos entre quienes pueden pedir el IFE”, señaló.

Ojeda integra un sector de gremios agrarios opuesto a Uatre – que históricamente se ha movido en sintonía con las patronales del campo – y del que forma parte la Asociación de Trabajadores Rurales y Estibadores de Salta (Atres), el Sindicato Único de Obreros Rurales de Misiones, el Sindicato de Trabajadores Agrarios de San Juan y el de Tucumán, la Asociación de Trabajadores de Santiago del Estero -que agrupa a los golondrinas- y el Sindicato de Quinteros de Santa Fe. Los mencionados se agrupan en la Federación de Trabajadores Agrarios de la Actividad Primaria (Fetap) y vienen reclamando al gobierno nacional medidas de apoyo desde el inicio de la cuarentena.

Municipalidad de Salta

Señalan que los más afectados son los cosecheros o trabajadores golondrina y por eso piden que se les permita inscribirse en el IFE porque el Poder Ejecutivo, cuando identificó a los sectores vulnerables de bajos ingresos o transitoriamente sin trabajo, no incluyó a los trabajadores rurales temporarios. En el país hay 50 mil trabajadores temporarios rurales. Durante el gobierno de Cristina Kirchner el sector recibía un subsidio intercosecha para atravesar los meses sin actividad, pero con la asunción de Macri el intercosecha se pagó sólo a algunos sectores y quedó congelado en el valor al que había llegado en 2015, de 2300 pesos.

Hace diez días, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, anunció que el Estado nacional resolvió “actualizar el monto del subsidio intercosecha” y los trascendidos ubicaron la actualización en 4600 pesos a partir del mes de mayo. Los gremios valoraron la medida, aunque señalan que no alcanza para descomprimir la difícil situación económica de los trabajadores temporarios. “Son trabajadores que reúnen todas las condiciones para ser beneficiarios del bono de 10 mil que el Gobierno otorgó a los que quedaron sin ingresos por la pandemia, pero no pueden acceder a él porque no encuadran”, definió Ojeda.

Otras noticias