sábado 18 de mayo de 2024
8.1 C
Salta

Hubo presencia salteña | Estudio jurídico que trabaja para Massalin organizó un Zoom con diputados

Buscan que el gobierno nacional reintroduzca la discusión del impuesto interno al tabaco en la nueva Ley Bases que remitirá Milei al Congreso Nacional. Pamela Calletti participó de la reunión virtual.

“Massalin aumenta la presión para que el gobierno retroceda sobre su decisión y vuelva a incorporar el capítulo sobre tabaco en la nueva versión de la Ley Ómnibus” destaca el sitio LPO que recordó que Santiago Caputo y Guillermo Francos decidieron retirar ese capítulo para evitar el lobby cruzado de las tabacaleras, aunque finalmente esto es lo que está ocurriendo entre la multinacional Massalin y la local Tabacalera Sarandí.

Para la primera, la idea de retirar del proyecto de ley esa discusión beneficia a Sarandí, razón por la cual Massalin viene presionando para que el tema vuelva a incorporarse a la Ley Ómnibus. Para eso cuenta con aliados de peso y LPO ubica entre ellos al gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, que llamó a sus pares de la Patagonia para pedirles que lo ayuden a lograr que se trate el capítulo del tabaco.

“El estudio Brochou-Funes de Rioja que trabaja para Massalin organizó un Zoom con diputados de un espectro tan amplio como Ricardo López Murphy, Nicolás Massot, Luciano Laspina, Pamela Calletti y Pablo Yedlin para dialogar sobre la manera de lograr que el capítulo vuelva a la ley ómnibus”, destaca el medio citado.

El lobby de la industria tabacalera atraviesa a todo el arco político. Tabacalera Sarandí logró que diputados del peronismo y el PRO le reclamaran al gobierno el retiro del capítulo sobre tabaco como condición para acompañar la iniciativa.

El tema no es nuevo. Massalin ya había logrado que Macri sancionara una ley de impuesto mínimo de 517,5 pesos por atado, que según Tabacalera Sarandí buscaba quebrar a las tabacaleras nacionales para consolidar un monopolio en cabeza de la multinacional Phillip Morris.

En base a cautelares, Otero evitó el pago del impuesto mínimo y eso le permitió bajar el precio de sus productos y pasó de tener un 10% del mercado al 30%. Por eso, como la jugada le salió mal ahora Massalin busca una nueva formulación del proyecto.

Archivos

Otras noticias