miércoles 17 de abril de 2024
15.3 C
Salta

Habrá ballotage en la UNSa | El rector de los 600 mil pesos mensuales no pudo ganar

Víctor Claros deberá luchar para acceder a un nuevo mandato. Las noticias sobre sus privilegios para cambiar vacaciones por dinero y la brecha salarial entre él y docentes bien precarizados resultaron letales para el mandamás de la universidad.

Los operadores y simpatizantes del rector Víctor Claros en la UNSa no podían asimilar el golpe en la noche de ayer. Tanto ellos como el hombre fuerte de la universidad daban por descontado que el triunfo sería cómodo. La realidad terminó abofeteándolos sonoramente: terminaron 3 puntos debajo de la lista opositora que encabezaba Daniel Hoyos, que cosechó el 46% de las voluntades y se impuso a la lista del rector, que reunió el 43%.

Los resultados obligan a un ballotage al que Víctor Claros está acostumbrado, pero por primera vez en doce años llega con números que lo debilitan al extremo y una amenaza cierta: que los aliados de ayer migren apoyo explícito o silencioso hacia la lista que ayer se impuso protagonizando un contundente triunfo entre los docentes que son los votos más ponderados. Allí la lista Hoyos–Innamorato habría sumado 224 votos contra los 168 de Claros–Morales; mientras los sufragios en blanco llegaron a 41.

Para algunos los resultados se explican por aspectos estructurales, pero también por las noticias que salpicaron al rector en las últimas semanas y provinieron del gremio de los docentes e investigadores universitarios, ADIUNSa. La primera fue la resolución del Consejo Superior universitario millones por días de vacaciones que al no tomársela por «razones de servicio» cambio por dinero aun cuando el gremio universitario denunció que tal situación no corre para los docentes.

La situación dejó en evidencia algo igual de grave: mientras el 70% de la planta docente es de dedicación simple con salarios básicos que van entre 17 mil pesos (Auxiliar Docente con 10 horas semanas) y 42 mil pesos (Jefe de Trabajos Prácticos con dedicación semi exclusiva con 20 horas semanales), el Rector y los decanos embolsan cifras impresionantes: $554.847 mensuales para el Rector; $521.556 para la vicerectora; $488.265 para los decanos; y $452.200 para los vicedecanos según la Resolución 0120/2022 del pasado 24 de febrero. No obstante, el secretario general de ADIUNSa, Diego Maita, aclaró que los 554 mil pesos superarían los 600 mil con el sueldo de marzo: «Cuando nosotros luchamos por aumentos salariales también le llegan al rector que no es afiliado al gremio. Entonces ahora va a cobrar con el sueldo de marzo aproximadamente un 15% más de esa cifra de 554 mil pesos. O sea que el bruto subirá como 70 mil pesos y el sueldo va a pasar los 600 mil pesos».

Entre los docentes más precarizados, no obstante, Claros se impuso por solo 4 votos: 266 a 161. Un empate técnico al que el Rector no estaba acostumbrado y que es de suponer se convertirá en triunfo para Hoyos tras los resultados de ayer. A ello le siguió otra denuncia: las autoridades universitarias, declaro el titular del gremio, «tiene plata en plazo fijo, nuestro último informe reporta que hay 1.700 millones de pesos en un banco privado y otros 1.000 millones inmovilizados. En lugar de usar esa plata en proyectos de investigación y extensión, en material bibliográfico, en becas o en mejores salarios docentes, está en el banco para generar intereses vaya uno a saber para qué y para quién».

La campaña, además, incluyó algunas torpezas que parecen propias de punteros políticos más que de académicos o, en todo caso, dan cuenta de cómo los académicos asumen las conductas de los punteros políticos. Y es que dos miembros de los órganos electorales que debían impartir justicia en las elecciones fueron impugnados por hacer abiertamente campaña por las redes sociales en favor del propio Víctor Claros agraviando el decoro democrático.

Otras noticias