miércoles 24 de abril de 2024
18.1 C
Salta

Ex obispo salteño condenado por abuso sexual denunció que sufre vejaciones por parte de sus carceleros

El tribunal le otorgó la prisión domiciliaria al cura abusador, pero su defensa señala que sigue siendo maltratado dentro de su encierro en casa.

La justicia salteña condenó a 4 años y 6 meses de cárcel al ex obispo Gustavo Zanchetta por abuso sexual agravado a seminaristas. Pese a que le dieron arresto domiciliario por problemas de salud, sigue esposado a su cama.

La defensa del religioso denunció maltratos y la Fiscalía imputó al Servicio Penitenciario por vejaciones. Zanchetta padece severa hipertensión agravada por aneurisma, informaron sus médicos.

El sacerdote cumple arresto en su casa desde julio por fallo de los jueces María Laura Toledo Zamora, Raúl Fernando López y Héctor Fabián Fayos. Lo habían hallado culpable de abusos continuados a dos víctimas en el Seminario Juan XXIII de Salta entre 2016 y 2017.

Trasladado a una clínica privada por complicaciones, Zanchetta apareció esposado a una cama. Su defensa expresó que lo mantenían encadenado, lo cual agrava su frágil salud. Presentó pruebas a la Fiscalía de Derechos Humanos, que imputó al Servicio Penitenciario por vejaciones con violencia.

Según la investigación, sometieron al reo de alto riesgo cardiológico a un estrés que podría desencadenar una hemorragia mortal. Además señala que el procedimiento viola normas para privados de libertad con esas dolencias, por lo que no tuvo justificación válida.

Archivos

Otras noticias