sábado 25 de mayo de 2024
4.8 C
Salta

El espejismo del litio | «Estamos lejos de llegar a producir baterías en Salta»

Así lo señaló el licenciado en Ciencias de la Comunicación Franco Hessling, quien viene investigando hace un tiempo el mundo de las energías renovables y se dispuso a analizar cuál puede ser el impacto real del mineral que muchos aseguran salvará a Salta, las posibilidades de industrializar y no solo «agregar valor» a través de la creación de carbonato, un proceso casi primario que es el único al que apuntan desde el gobierno.

Al inicio de la entrevista con el programa Cuarto Oscuro (FM La Cuerda 104.5), Hessling  fue desmitificador al señalar que el gobierno salteño, por ende la provincia, no cuenta con derechos comerciales en lo que respecta al litio es decir, no vendimos ni vamos a vender el mineral. «Lo que nosotros hacemos es concesionar la utilización a empresas transnacionales, entonces no vamos a comercializar litio», explicó. Además acotó que es una política parecida a la que se tiene en Jujuy, pese a que en la vecina provincia hay más participación en la obtención de carbonato de litio: «eso es lo máximo que se le agrega de valor acá al proceso, porque en los salares se saca salmuera, que tiene litio entre otros componentes, a la que se trata para obtener carbonato, que es lo que se están llevando y es lo que están promocionando Salta, Jujuy y Catamarca como el agregado de valor, pero lo que está en alza a nivel internacional son las baterías que no solo llevan litio, sino también otros minerales».

Respecto a lo señalado por YPF Litio, que estamos en condiciones de comenzar a producir baterías en el país, Hessling explicó: «ITEC tiene dos plantas para producir baterías de litio. Esa es la proyección. Una de las plantas está en La Plata, y recién a fines del año pasado han llegado muchos equipamientos, los necesarios y suficientes para empezar a proyectar de acá un tiempo la producción de unos primeros ensayos de baterías, pero vos imagínate que para competir en el mercado vos no tenés que producir un par de baterías, no tenés que producir un ensayo de baterías, tenés que producir a escala, porque si no no bajas costo y no te vuelves competitivo en el mercado. Entonces la realidad de que esas plantas puedan tener un impacto que redunde en dividendos para la Argentina… y esa realidad es por lo menos a mediano plazo, no es a corto plazo porque la otra planta está en Santiago del Estero y se inauguró hace menos tiempo que la de la Plata, entonces todavía está en una fase más embrionaria con lo cual estamos lejos». 

A todo lo que señala el periodista que viene investigando sobre energías renovables, habría que sumarle la ineptitud de los funcionarios locales a la hora de vislumbrar un panorama que beneficie a los salteños y se aleje del mero extractivismo. En palabras del propio Hessling, ni siquiera el ministro de la Producción sabe bien qué hacer con el litio.  Así, recordó que en un encuentro vinculado a las energías, Martín de los Ríos celebraba el proceso primario que se realiza, y no apuntaba a la industrialización del litio. Sin embargo, acotó: «esto también conviene aclararlo, no sería sencillo instalar una planta de baterías en Argentina, puesto que no es el litio el único elemento mineral que componen estas batería. El cobalto es el otro gran mineral con el que se están haciendo las baterías que se llaman de ion-litio, se están probando ahora algunas que son de azufre-litio, esas se están probando en Argentina, incluso se están ensayando justamente en la plata, pero las que están hegemonizando el mercado son las de ion-litio llevan más o menos un 19% de litio y el segundo mineral en importancia es el cobalto y las reservas de cobalto, el 85% de las reservas de cobalto están en un solo país del mundo que es la República Democrática del Congo y el 95% de la producción de baterías hoy se hace en China».

Archivos

Otras noticias