sábado 2 de marzo de 2024
27.5 C
Salta

Dice que no dijo lo que dijo | Libertaria salteña retrocede con sus dichos y culpa a los medios y al poder político

Emilia Orozco había asegurado en el plenario de comisiones del Congreso que el caso Liliana Ledesma estaba «sin resolver». Después de que el procurador general de la provincia saliera a desmentir sus dichos, la diputada tuvo que grabar un extenso video para explicarse.

El pasado 10 de enero, en el plenario de comisiones del Congreso de la Nación que discute el proyecto de Ley Ómnibus del Gobierno de Javier Milei, la salteña Emilia Orozco había asegurado que el caso Liliana Ledesma estaba «sin resolver». Esto generó una reacción del procurador general de la provincia, Pedro García Castiella, que en las últimas horas emitió un comunicado desmintiendo lo dicho por la diputada libertaria.

Ahora es Orozco la que vuelve a hablar. La recién llegada al Congreso Nacional tuvo que salir a explicar sus dichos y reconocer que el caso Ledesma está resuelto. Claro que para intentar caer parada tras su equivocación, debió realizar una larga perorata de casi cinco minutos en la cual culpó a los medios y al poder político de tergiversarla cuando había sido ella misma quien había declarado de manera clara lo que luego García Castiella salió a desmentir.

Municipalidad de Salta

Todo ocurrió cerca de las tres y media de la tarde del miércoles pasado, cuando José Luis Espert le dio la palabra a Orozco, que primero se dirigió a las cámaras que tomaban en vivo la transmisión para criticar a sus pares por el debate que allí se estaba dando. «Me encanta que me abucheen, música para mis oídos», dijo.

Luego se dirigió a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien se encontraba respondiendo preguntas en el recinto. Allí fue que Orozco pronunció los dichos que ahora asegura que no quiso decir. Hablaba de Salta como «una provincia con países limítrofes, donde el narcotráfico está avanzando, y donde tiene casos que están aún sin resolver».

«750 kilómetros de frontera absolutamente permeable para el comercio ilegal, la trata de personas. Estamos entre las seis provincias con mayor denuncias por trata de personas. De los que se animan a denunciar. Porque muchos sabrán que tenemos un caso aún sin resolver, muy famoso a nivel nacional, de Liliana Ledesma. Para quien no sabe, brevemente: una mujer asesinada en 2006 de siete puñaladas. Una en el corazón, una en el abdomen y cuatro en la boca, en un claro mensaje de tinte mafioso. El que habla, muere. Aún sin resolver. No tengo dudas que el poder político está involucrado. No tengo dudas que hay tráfico de influencias. No tengo dudas que estamos tocando los intereses enquistados y más rancios en la sociedad. Y claramente por eso todos estos repudios a estas reformas que valientemente el presidente Javier Milei viene a impulsar y que claramente vamos a acompañar», dijo.

Estos dichos recién impactaron ayer lunes 15, cuando el Ministerio Público Fiscal emitió un comunicado en el que desmintió las declaraciones de Orozco.

«El procurador general de la provincia de Salta, Pedro García Castiella, ante la divulgación de información errónea y que no se corresponde con los trámites cumplidos y en el marco de las facultades que lo asisten, considera oportuno realizar aclaraciones ante los dichos de la diputada nacional por Salta, Emilia Orozco en relación al caso Liliana Ledesma», comienza el comunicado.

«Destaca además que la causa penal que investigó la justicia de la provincia de Salta por la muerte violenta de la productora rural Liliana Ledesma fue calificada como delito de homicidio calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, descartando que se tratara de una situación de trata de personas, como afirmó en el plenario la Legisladora por La Libertad Avanza», sigue.

«En este contexto se sometió a juicio en primer lugar a quienes se consideraban autores materiales del hecho y con sentencia firme del año 2010 de la Corte de Justicia se condenó -conforme lo solicitado por el M.P.F. y la querella entonces interviniente- a María Gabriela Aparicio, Aníbal Ceferino Tárraga, Lino Ademar Moreno (prófugo) y a Casimiro (‘Nene’) Torres a la pena de prisión perpetua y a Patricia Guerra, a la pena de diez años de prisión y Juan Moreno por encubrimiento a la pena de cuatro años de prisión efectiva», agrega.

«En segundo lugar, y luego de varias postergaciones, en septiembre de 2023 finalmente se pudo realizar en Orán el juicio a los hermanos Delfín Reynaldo Castedo y Raúl Amadeo ‘Hula’ Castedo como autores intelectuales del crimen y el pasado 3 de noviembre, la Sala I del Tribunal de Juicio de ese distrito, condenó a los hermanos a la pena de prisión perpetua por el hecho», explica el comunicado oficial, que fue levantado por casi todos los medios de la provincia.

Esto motivó una respuesta de Orozco que llegó en la noche de este lunes a través de sus cuentas personales. «He decidido usar mis redes sociales para aclarar un tema que se ha instalado en los medios de comunicación de la provincia de Salta en base a una de mis intervenciones en el Congreso de la Nación», dijo.

«Claramente los temas que toqué, no tengo dudas, que han incomodado a un sector del poder político. Pero afortunadamente tenemos estas herramientas, donde no nos van a cercenar la libertad de expresión para poder aclararlo», siguió.

Allí Orozco habló de «algunos medios de comunicación» que levantaron sus palabras «quizás de manera malintencionada, porque claramente responden a un sector del poder político que no es afín» a La Libertad Avanza, «quizás por una mala interpretación», o quizás, siguió, «por una falta de claridad en mis palabras», reconoció.

Luego, la nueva diputada, que en mayo pasado no logró ser reelegida en el Concejo Deliberante de la capital salteña y llegó al Congreso gracias a la enorme cantidad de votos obtenidos por Javier Milei que «arrastraron» su candidatura, hizo lo que suele hacer el presidente: decir que los demás no la ven, no entienden.

«Si han analizado dos minutos cuarenta de un video que subí a mis redes sociales y no han visto el contexto en el que se desarrollaba esa reunión, difícilmente puedan entender el trasfondo», declaró. «¿Cuál era el trasfondo? El narcotráfico. Hablamos de Ecuador, hablamos de la provincia de Santa Fe, y cómo el poder político está involucrado en estos casos delictivos. Motivo por el cual la Justicia no avanza y no se puede ir al trasfondo de la cuestión», siguió.

Orozco luego intentó explicar que al decir que el caso Liliana Ledesma no está resuelto se refería a «todo el trasfondo que hay detrás». Luego insistió con la idea de poderes políticos que juegan en las sombras para tergiversar sus palabras, y se mostró como una heroína que no tiene miedo porque no tiene compromisos como el resto de la casta. Demasiadas explicaciones para una legisladora que se empieza a caracterizar por la polémica frente al micrófono como única manera de lograr notoriedad.

Otras noticias