domingo 25 de febrero de 2024
21.4 C
Salta

Caso John Johnston | Aseguran que en Salta hay imputados de segunda e imputados de primera

El hombre que atacó a su ex pareja sigue de vacaciones en Uruguay. El abogado de la víctima advierte que el propietario de El Castillo de San Lorenzo busca convertir al intento de femicidio en un caso de “incidente doméstico menor”.

El sitio de los Fiscales Penales de la provincia informó hoy que se dispuso la reserva parcial de las actuaciones por 10 días en la causa que tiene como acusado a John Hartwell Cocke Johnston, el propietario del Hotel El Castillo de Villa San Lorenzo que hace dos semanas intento ahorcar a su ex pareja.

Javier Latorre, el abogado de la víctima, explicó a CUARTO que “la reserva parcial es lo que en el viejo código era el secreto de sumario. Ni las partes podemos ver el expediente”, se quejó el letrado que explicó que el ciudadano estadounidense que hace años reside en Salta se dio a la fuga, aunque la defensa y su entorno asegura que está de vacaciones a dos semanas de haberse ordenado la detención.

Municipalidad de Salta

La situación fue calificada por Latorre como un “nuevo hecho de justicia clasista en Salta en donde solo los imputados de segunda clase (pobres) van presos y los de primera clase (ricos, poderosos, influyentes) pueden aguardar la benevolencia judicial salteña en alguna playa de mundo, este hecho desnudó el accionar policial (policía de San Llorenzo investigada) como así también la falta de pericia y experiencia de fiscalía especializada (Unidad de Graves Atentados Contra las Personas) e investigadores del CIF, cuando una persona se fuga del país”, remarco.

“Ya pasaron casi dos semanas y no pudieron encontrarlo, o al menos eso le dicen a mi representada. Se conoció un descargo público en las redes sociales por parte de la familia del sr Jhonston donde manifiestan que no está prófugo sino en unas vacaciones programadas en Uruguay programadas, que lo saben los empleados y que las reservas fueron hechas con antelación”.

El letrado recordó que junto a su defendida pidieron el congelamiento de las cuentas bancarias y tarjetas de crédito “del agresor para evitar que continúe prófugo, pero la Fiscalía no la considero pertinente”, lamentó. Sobre la reserva de actuaciones para las partes. Latorre declaró que la medida “le da tiempo a la defensa de buscar una explicación creíble de los hechos y así lograr a que quede como un incidente doméstico de lesiones leves en vez de un intento de femicidio. Acá la diferencia es que el femicidio no se consumó, quedo en intento. ¿Entonces pasaría a ser un incidente menor? Más aún, se llegó a decir que el señor Jhonston es la víctima (aunque exista foto, declaración de Camara Gessel, certificado de lesiones en el cuello, etc) y sería la víctima porque mi cliente, su ex pareja, tendría más de 100 denuncias hechas por él en contra suya, lo cual no me consta, pero aún si fuera cierto nada justificaría los hechos que acá se investigan. En derecho procesal penal rige el derecho penal de ACTO y no de AUTOR, es decir que no importa quien seas sino qué hiciste”, concluyó.

Otras noticias