sábado 13 de abril de 2024
14.2 C
Salta

(AUDIO) Altamira calificó a las internas de la izquierda como “un activo tóxico” para el movimiento obrero

El histórico referente del trotskismo nacional analizó hoy los resultados electorales. Aseguró que nunca había visto una campaña tan reaccionaria. Definió al voto de Milei como “confuso” y cuestionó crudamente el internismo de la izquierda.

El diálogo que mantuvo hoy Jorge Altamira con el programa CUARTO OSCURO que se emite por FM La Cuerda (104.5) comenzó con una pregunta de cajón: si el 30% de los votos obtenido por Javier Milei estaba en sus cálculos. El referente trotskista dijo que esperaba una elección importante por parte del libertario, pero que no se había expresado en números. No obstante, Altamira asegura que el voto de Milei es un “voto ‘confuso’. Quienes votan a Milei no están de acuerdo con el programa de Milei: hay gente que lo vota pero defiende el derecho al aborto. Es decir, votan a Milei con esta divergencia y son conscientes de la divergencia. Hay una confusión enorme que en parte se explicaría por lo siguiente: la gente no quiere votar a los otros. Entonces ya no hay una reflexión positiva del voto, sino una negativa”, sentenció.

Consultado sobre porqué el ´’voto bronca’ que solía capitalizar la izquierda ahora fue capitalizado por la derecha, el dirigente respondió que “en gran parte por la propia izquierda. No es que no pudo, tampoco quiso. La campaña electoral fue completamente negativa. Una pelea entre dos facciones del FIT-U. Una campaña de características feroces porque iba acompañada de insultos. Entiendo que en una lucha interna se expresan agudezas enormes, pero cuando tienen a su pueblo con 42% de pobreza este tipo de luchas internas implican que a los dirigentes les importa un pito la situación social. Entonces tenemos un agitador que es Milei. Sabe que no va a poder aplicar la dolarización, pero se dio cuenta de que es una buena consigna demagógica: concentra la atención del electorado y aparece como una salida fantasiosa al problema de la inflación. Entonces, un agitador profesional de derecha y una ausencia de agitadores de izquierda: políticos que muestren que el Estado capitalista desordena la vida, que trabaja para las minorías patronales, que paga deudas usurarias. ¿Usted vio a algún izquierdista declarar esto de que somos objeto de una usura?”, preguntó el dirigente.

Puesto a opinar sobre el carácter inédito de estas elecciones en donde casi todos hacen campaña prometiendo ajuste y recorte de derechos, Altamira respondió: “Estamos en una trampa mortal. Los tres [Milei, Massa y Bullrich] son del FMI. Esta es una de las elecciones más reaccionarios que tuvo la Argentina. Lo dije durante la campaña electoral en el sentido de que ya sabíamos cuál iba a ser el desenlace. Porque los cuatro – incluyo a Rodríguez Larreta – venían con las cartas perfectamente marcadas: un ajuste violento. La izquierda no fue con los tapones de punta a denunciar todo esto. Evitó ser agresiva. Usaba la agresividad para la pelea interna. Como consecuencia de ello perdió más de 100 mil votos con relación al 2019. Yo califique a la situación de la izquierda como un ´activo tóxico´. Es decir: quien privilegia la pelea interna con relación a una lucha general en defensa de los trabajadores es un activo tóxico para el movimiento obrero. Causa daño, su representación parlamentaria es inútil porque está pensando cómo escalar parlamentariamente y no cómo organizar a los trabajadores para luchar por el Poder político”, concluyó.

Podes escuchar la entrevista completa aquí:

Otras noticias