sábado 25 de mayo de 2024
4.8 C
Salta

Abuso sexual | Más relatos de víctimas sacuden a la Iglesia en Chile

Luego de las revelaciones del sacerdote Karadima, miembros de la congregación de los Hermanos Maristas están siendo acusados tras décadas de silencio.

Otro sacudón para la Iglesia en Chile tras revelaciones de casos de abuso que han salido a la luz. Los implicados son los hermanos maristas, una congregación religiosa que hace votos de castidad, pobreza y obediencia y no son considerados sacerdotes porque no pueden impartir sacramentos.

Las víctimas dicen recordar encierros y el cuerpo adolorido, además de señalamientos por parte de sus abusadores para auto-inculparse de sus actos.

El caso estalló cuando, según relata AP, la jerarquía de su congregación denunció a uno de los suyos, Abel Pérez, por abusar y violar a 14 menores de edad en dos colegios. Provocó indignación porque habían pasado 7 años para que pusieran a Pérez a disposición de la justicia.

Y en Chile los delitos por abuso sexual prescriben a los diez años a partir de sucedido; aunque la prescripción no avance si se interpone una denuncia.

Tras el conocimiento público de los hechos, más víctimas declararon que fueron abusados sexualmente por profesores, guías scout y confesores. “En marzo y abril pasados, ocho agredidos presentaron dos querellas contra diez personas: seis maristas, un cura capuchino y tres sacerdotes católicos”, escribe la periodista Eva Vergara.

Por su parte, Juan Pablo Hermosilla, abogado de algunas de las víctimas, dijo a AP que “Es una situación de abuso sistemático en el cual hay múltiples abusadores en el tiempo dentro de la congregación y afuera de la congregación. Es una situación sin precedente”.

Además, el medio AP detalla que intentó entablar diálogo con abogados y directivos de la Congregación, pero no tuvieron suerte. “En estos días la Congregación ha decidido no hacer declaraciones”, respondió uno de sus voceros, Héctor Villena.

Si bien hay muchas víctimas que no quieren hacer público sus casos, otras personas sí.

Jaime Concha es un médico de 55 años quien relató a AP que, en la década de los sesenta, a los 12 años, fue a un campamento scout de la congregación. Allí se enfermó y no pudo salir de excursión, quedando al cuidado de Abel Pérez. Éste le dio agua de yerbas con licor.

Cuuando me desperté en la noche él estaba abusando de mí… Ya me había violado”, relató Jaime Concha al describir que Pérez lo había llevado a su carpa. “Mira las cosas que me haces hacer. No te preocupes, yo ya le pedí a Dios que perdone tú pecado”, le dijo Pérez.

Los relatos son muchos y dan cuenta de abusos sexuales y violaciones prolongadas durante años por parte de cúpulas religiosas. Los casos salieron a la luz luego de que el Papa Francisco visitara Chile tiempo atrás y se conociera el caso del sacerdote Karadima.

Jaime Concha, uno de los abusados, en la Iglesia La Merced – Foto: AP

Archivos

Otras noticias