martes 28 de mayo de 2024
7 C
Salta

Ada Zunino | La jueza salteña que no puede soportar que los docentes pidan mejores salarios

Fue la que ordenó la detención de 19 manifestantes. Niega la represión y asegura que hizo «lo correcto».

Ada Zunino, fue una vez más protagonista de casos en los que pagan son los que menos tienen. El mes pasado, la jueza de Garantías I ordenó la detención de 19 personas que se manifestaban en el ex peaje Aunor, en el ingreso a nuestra ciudad, para reclamar mejoras salariales para los docentes de la provincia. Hoy, la magistrada no se arrepiente y hasta asegura que no puede soportar que los maestros hayan cortado la ruta.

«Yo me voy a mantener en mi postura siempre porque estoy totalmente convencida de que hice lo correcto con las facultades que me da la ley», dijo Zunino este miércoles en FM Pacífico. «Los políticos en vez de discutir si soy o no competente deberían pronunciarse de manera objetiva sobre el uso abusivo que se está haciendo de este derecho que se está llevando a cabo cortando las rutas nacionales», agregó.

Para Zunino, el corte de ruta es «algo inaudito que yo no solo como jueza, sino como ciudadana, no lo comprendo». «Me parece que (los docentes) se han extralimitado y no se puede soportar», siguió.

«Estas personas fueron por todo y en eso comenzaron una campaña de alto voltaje violento contra mi persona en distintos medios, hablando barbaridades. Lejos de generarme algún temor, hay cosas que yo no puedo tolerar y de ninguna manera lo voy a dejar pasar porque no corresponde. Yo entiendo que puedo perder la objetividad ahora y de ninguna manera quiero ser un obstáculo para la resolución sobre este tema», siguió Zunino, e informó que la causa pasa al juez Ignacio Colombo.

Par la jueza, en Aunor «no hubo represión» y considera que los docentes «cometieron un delito».» Ser docente no te da la patente de impunidad. Simple. Los policías cometen delitos y se los hecha de la fuerza», agregó.

«He sido ofendida, humillada, se me ha faltado el respeto de forma sistemática e incluso han hablado de mi vida privada con cosas alejadas de la realidad. Cuando esto afectó a mi familia, me afectó a mí. Ese fue mi límite y ahora no tengo la objetividad suficiente para seguir al frente de la causa. No quiero seguir soportando un montón de cuestiones que no vienen con el cargo y no tengo por qué sufrirlo. Voy a accionar de la forma correspondiente, previamente asesorada», finalizó.

Archivos

Otras noticias