sábado 13 de abril de 2024
13.7 C
Salta

Ciencia nacional y educación pública | Argentina desarrolla su primer avión eléctrico

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata trabaja en un hito de la industria aeronáutica nacional: el primer avión 100% eléctrico del país.

Según informó la casa de estudios, el proyecto está siendo llevado a cabo en conjunto con la empresa Aviem Aeronáutica e incorporará baterías de litio para propulsar una aeronave biplaza con una autonomía de vuelo de una hora.

El avión experimental, que tendrá un peso de 750 kg y podrá transportar 180 kg de carga, se encuentra actualmente en la etapa de incorporación de los componentes eléctricos. En los próximos días, el fuselaje llegará a los talleres de la Facultad para que el equipo del Centro Tecnológico Aeroespacial realice las pruebas de consumo, rendimiento y certificación correspondientes.

Una vez finalizada esta fase, la aeronave volverá a las instalaciones de Aviem para el montaje de alas y los vuelos de prueba. De esta manera, Argentina se suma a los pocos países que han logrado desarrollar aviones eléctricos.

Según informó la agencia Télam, este proyecto, que fue seleccionado para recibir financiamiento del Ministerio de Desarrollo Productivo, tiene entre sus objetivos sentar las bases para la certificación de aeronaves eléctricas en el país y adquirir experiencia en la selección y operación de estos sistemas de propulsión.

Además, apunta a obtener un demostrador tecnológico de las capacidades de este tipo de propulsión y potenciar la posibilidad de fabricar componentes en Argentina.

La iniciativa surgió a partir de los desarrollos previos de la UNLP en propulsión con baterías de litio para vehículos terrestres. Los avances en estas tecnologías de almacenamiento han demostrado que es posible mover tanto vehículos en tierra como en aire con electricidad.

El decano de Ingeniería destacó que este logro sitúa a la Argentina en la vanguardia de la industria aeroespacial ecoamigable. El avión 100% eléctrico es una muestra más del potencial de la universidad pública para impulsar desarrollos tecnológicos de impacto.

Otras noticias