martes 21 de mayo de 2024
2.3 C
Salta

Alquilar en la era Milei | Las cifras de la encuesta de inquilinos muestran una crisis generalizada

Los alquileres se convirtieron en una pesadilla para millones de argentinos. La encuesta de Inquilinos Agrupados refleja una realidad dramática: endeudamiento, contratos precarios y precios desmedidos.

El panorama inquilino en la Argentina es sombrío según revela la Encuesta Nacional Inquilina. Desde la vigencia del decreto 70/2023, los inquilinos destinan en promedio un 41% de sus ingresos familiares al alquiler, un aumento significativo respecto al 31% que se destinaba cuando regía la Ley de Alquileres.

Los contratos de larga duración son cosa del pasado. El 41% de los nuevos acuerdos tienen una vigencia menor a un año, y en el 91,5% de los casos, los aumentos se actualizan cada seis meses o menos, con ajustes trimestrales. Esta situación ha llevado a un endeudamiento masivo de los inquilinos para poder costear su vivienda.

La Federación de Inquilinos Nacional y Ni Una Menos realizaron la encuesta en marzo de 2024 a 4.000 personas que alquilan en todo el país. El objetivo era conocer la realidad económica y habitacional de los inquilinos tras la derogación de la Ley de Alquileres por el Decreto 70/2023.

En medio de una profunda recesión económica, los precios de alquiler han alcanzado niveles insostenibles. En la Ciudad de Buenos Aires, un departamento familiar de tres ambientes pasó de costar $245.467 a $344.291 desde la vigencia del decreto. En la provincia de Buenos Aires, el incremento fue de $156.637 a $254.270, mientras que en Santa Fe ascendió de $140.461 a $191.742.

La deuda es una constante para la mayoría de los hogares inquilinos. El 60,1% de los encuestados tiene deudas de diversa índole, principalmente con bancos emisores de tarjetas de crédito (42,2%). Los motivos principales son el pago de alimentos y las propias tarjetas de crédito. Más del 60% de quienes alquilan tuvo que pedir préstamos para cubrir el alquiler, los gastos de alimentación, urgencias médicas u otros gastos.

El endeudamiento afecta de manera desproporcionada a mujeres y personas LGBT+, quienes se endeudan más para cubrir gastos de alimentos (31,5% vs. 20,1% de varones) y urgencias médicas (4,4% vs. 2,4%). En contraste, los varones se endeudan más para pagar el alquiler (18,5% vs. 15,2%) y tarjetas de crédito (34,3% vs. 30,2%).

Archivos

Otras noticias