viernes 23 de febrero de 2024
20.3 C
Salta

El salario real en Argentina cayó más del 20 por ciento durante los últimos 4 años

Esto según la comparativa con el índice de la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte). La caída interanual fue del 6 por ciento.

Según los datos oficiales más actualizados, los trabajadores registrados perdieron en septiembre 2,5% en términos reales. El derrumbe salarial acumulado desde noviembre de 2015 ya superó el 20%.

El número surge, según publica BAE Negocios, al comparar la evolución del índice de la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte) -que publica la Secretaría de Seguridad Social y constituye la información salarial más actualizada- con el índice de precios al consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPC-CABA), cuya serie abarca todo el período, a diferencia del IPC Nacional del Indec, que comienza en diciembre de 2016.

Municipalidad de Salta

Mientras que el Ripte acumuló una suba nominal del 192,9% desde noviembre de 2015, el IPC-CABA aumentó 266,7% en el mismo lapso. Así, la caída real acumulada se profundizó al 20,1%. Es decir que los asalariados formales ya perdieron más de una quinta parte de su poder de compra en menos de cuatro años.

A la espera de los cuadros de distribución del ingreso del Indec, que muestran un panorama pormenorizado e incluyen al sector informal, el índice Ripte, que contempla a los trabajadores con mejores condiciones y sueldos, registró en septiembre un salario medio antes de impuestos de $45.485.

Esto implicó una suba nominal del 3,2% respecto de agosto, muy lejos de la inflación mensual del 5,9% que midió el Indec a escala nacional y del 5% que midió el Gobierno porteño para la CABA. Es decir, que el poder adquisitivo cayó en el noveno mes 2,5% o 1,7%, según con cuál de los dos IPC se lo compare.

El retroceso interanual se desaceleró hasta el 6% real, luego de que en agosto fuera del 7,9%. Sin embargo, pese a ser menor, el número es aún más preocupante. Ocurre que la comparación se realiza ahora contra septiembre de 2018, el mes del mayor pico inflacionario (6,5%) y del mayor derrumbe salarial (4,4%) desde 2002.

Otras noticias