jueves 29 de febrero de 2024
28.3 C
Salta

El fin del mundo puede esperar | Tane Da Souza y las noticias sobre el asteroide que chocaría con la Tierra

En su habitual columna sobre Ciencia y Tecnología de los días miércoles en el programa Cuarto Oscuro, el licenciado en Física explicó cómo la ciencia monitorea el recorrido del asteroide de 1.7 Km de largo y 4.1Km de ancho.

Más allá de la natural predominancia informativa de la Pandemia del Coronavirus COVID19 en los medios de comunicación y redes sociales, hace algunas semanas hemos visto varias noticias y publicaciones sobre un supuesto alerta de la NASA sobre la posible caída de un meteorito potencialmente peligroso sobre nuestro planeta, proyectada para el 29 de abril de este 2020.

El cuerpo en cuestión es, en realidad, un asteroide llamado 1998 OR2, observado por primera vez justamente en dicho año, de 1.7 Km de largo y 4.1Km de ancho. También, vale la pena aclarar que el riesgo de impacto con la Tierra es en realidad sumamente bajo, casi inexistente; de hecho la misma NASA proyecta que el 29 de abril, momento de máximo acercamiento del asteroide a nuestro planeta, se encontrará a una distancia equivalente a 16 veces la distancia entre la Luna y la Tierra, moviéndose a una velocidad de 31.000 Km/h. Por supuesto que en las distancias astronómicas, esta separación es pequeña, pero alcanza sobradamente para descartar un impacto, con sus catastróficas consecuencias. La NASA tiene una página web de acceso público, en la que pone a disposición información sobre distintos cuerpos y sus probabilidades de impacto a nuestro planeta, por los próximos 100 años. El 1998 OR2, ni aparece en esta lista.

Municipalidad de Salta

Más allá de la información falsa y alarmista divulgada por diversos medios, esto puede servirnos de excusa para conocer un poco más sobre lo que nos rodea, fuera de los confines de nuestro planeta, y los desarrollos científicos y tecnológicos en el campo de la astronomía y astrofísica.

Podemos conocer, entonces, que existen diversos proyectos de defensa de nuestro planeta, por ejemplo la NASA trabaja en la misión DART (Prueba de Redireccionamiento de Doble Asteroide), un satélite de 500 Kg que será lanzado para estrellarse contra una pequeña luna que orbita a otro asteroide más grande, con el fin de medir las modificaciones en la velocidad de este cuerpo. Esto, que parece sacado de una película de ciencia ficción para gran parte de la sociedad, tendría lugar en el año 2022. Si este proyecto tiene éxito, será un gran avance para la Ciencia, pero también un paso importante en la defensa de nuestro planeta ante algún posible impacto de un asteroide potencialmente peligroso para la humanidad.

Cuando hablamos de inversión en Ciencia y Tecnología, y de Soberanía de nuestra nación, también estamos hablando de estas cosas. Desde luego que los proyectos de esta magnitud se realizan mediante la cooperación entre distintos países, pero Argentina tiene todas las condiciones para, de a poco, transformarse en un actor importante del desarrollo científico y tecnológico a nivel mundial.

Otras noticias