Es el primer fallo de ese tipo en el país. Lo dictó el juez federal de Salta Leonardo Bavio. El beneficiario es un niño de seis años con trastorno neurológico.

Bavio hizo lugar al recurso de amparo presentado por la madre del niño que sufre un trastorno neurológico que le causa fuertes dolores. Ese niño reaccionó bien al tratamiento con aceites derivados de esa planta y por ello la madre podrá ahora cultivar doce plantas adultas y cuarenta plantines de distintas cepas de cannabis.

Municipalidad de Salta

“El fallo fue dictado por el juez federal Julio Leonardo Bavio y sienta jurisprudencia favorable al reclamo de las familias de pacientes y organizaciones cannábicas”, informaron incluso medios nacionales que precisaron que mientras tanto, el Estado debe proveer al nene del medicamento que necesita.

El fallo del juez se asentó sobre una interpretación del derecho a la vida que implica «el disfrute de la más alta salud posible». También se basa en el artículo 19 de la Constitución Nacional, por el que «las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados», y «nadie será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe», fundamentó el letrado.

La familia había tomado contacto con los abogados durante la primera mitad del año pasado cuando, ante la falta de certezas en torno a la legislación argentina sobre el uso de marihuana medicinal, buscaron cubrirse legalmente y continuar el tratamiento del niño.

Se pudo saber que el niño debía tomar morfina y analgésicos muy potentes con efectos adversos sobre su salud, pero con el uso del aceite dejó de sufrir dolores agudos, empezó a tener amigos e incluso comenzó a ir a la escuela. De allí que la reacción de la familia que no estaba dispuesta a suspender el tratamiento que incluyó en un momento el uso de aceite importado de Estados Unidos (Charlotte’s Web) cuyos efectos no eran permanentes con lo cual se hacía necesario diversificar las especies.

«Sus padres habían probado con un aceite determinado, pero advirtieron que al tiempo dejaba de producirle efecto y que necesitaban ir rotando de variedad, por lo que se decidieron a presentar un amparo ante la justicia», dijo a la agencia Télam Guido Giacosa que fue uno de los letrados de la madre.

El 29 de marzo del año pasado el Congreso Nacional aprobó la Ley 27.350, de Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados, pero no incluyó explícitamente el autocultivo en su articulado.