martes 7 de febrero de 2023
29.2 C
Salta

«El acta fue adulterada» | Sospechan de la policía salteña por el «suicidio» de un joven wichí

El muchacho salió a jugar al fútbol y no regresó. Uniformados entregaron el cadáver a sus padres asegurando que se había suicidado con un tiro en el pecho. Los familiares hallaron otra herida de bala en la nuca y señales de violencia en el cuerpo.

Todo apunta a un nuevo caso de abuso policial y gatillo fácil. Marcos Donato,  un muchacho de 19 años oriundo de la comunidad wichí Eben Ezer (General Pizarro – Anta), salió de su casa tarde del 3 de enero a jugar fútbol y no regresó. Esa misma noche, unos policías arribaron a la comunidad preguntando «si faltaba alguien», y como les comentaron que Marcos no regresaba, pidieron más datos que los familiares entregaron.

Al día siguiente les llevaron el cadáver del joven dentro de un cajón y les dijeron que se había suicidado con un disparo en el pecho. Además les recomendaron que no abrieran el féretro. Así lo relató Antolín Donato, cacique de la comunidad Eben Ezer y padre de Marcos. En una charla con un medio de Salta Capital dio además otros detalles que enturbian el relato policial.

Una vez que los familiares revisaron el cuerpo del difunto hallaron, además del disparo en el pecho, otro en la nuca y signos de violencia.  «La madre de Mateo agregó compungida, que el rostro del joven se encontraba totalmente destrozado, sus genitales mutilados, y sus piernas quemadas», publicó Nuevo Diario.

«Esto no fue un suicidio, el acta fue adulterada y nadie nos quiere explicar qué pasó», insistió Antolín, y pidió justicia para su hijo. Además detalló que ya habló con una fiscala de apellido Zigarán, que le señaló que deben esperar el informe policial para proceder luego con la denuncia formal.

Otras noticias