jueves 25 de abril de 2024
17.5 C
Salta

El salteño Olmedo sigue dando que hablar | No hay grieta: todos los bloques quieren eyectarlo de la presidencia del Parlasur

“Logró un hecho del que pocos pueden jactarse en la política argentina: unir a peronistas, radicales, al PRO, a la izquierda, provincialismos y algunos libertarios que firmaron la carta para eyectarlo del sillón”, ironizan los diarios nacionales.

“Fue comidilla en Sudamérica el show del salteño Alfredo Olmedo en la cumbre del Parlasur que se llevó a cabo en Montevideo” comienza la columna que le dedicó la sección Charlas de Quincho que publica el diario Ámbito Financiero.

Ese medio recuerda que Olmedo ocupa ese cargo como parte de La Libertad Avanza, pero que logró borrar la grieta al provocar que todos los bloques de la representación argentina firmaran la carta para eyectarlo del sillón que ocupa sin arrebatarle a LLA el cargo por temas institucionales.

“La delegación argentina llegó a la capital uruguaya con la intención de avanzar en esa iniciativa… pero Olmedo preparó una estrategia defensiva que algún legislador del Parlasur catalagó de “bilardista”. Es que el salteño hizo tiempo, como en el fútbol, con una táctica que dejó a todos atónitos, pero que al fin y al cabo le dio resultados: se mantuvo en el cargo. La premisa fue alargar los tiempos hasta que se tuvieran que retirar las delegaciones para tomar el vuelo de regreso a sus países y así hacer caer el quórum”.

La primera decisión se ejecutó con patovicas que hicieron lento el ingreso de los parlamentarios, al punto que Celso Russomanno, del bolsonarismo más extremo tildara a Olmedo de “antidemocrático”. “El segundo paso de la comedia se dio en el recinto, donde el salteño ordenó apagar los micrófonos”. “Pero la frutilla del postre llegó cerca del mediodía, cuando luego de un amague de retirada de la sesión por parte de la delegación de Paraguay, los parlamentarios de Uruguay pidieron un cuarto intermedio para deliberar sobre los pasos a seguir. En el salón continuo se esperaba a los legisladores de todos los países con café, agua y unas pocas bandejas de sándwiches (…)”

“Sin embargo, Olmedo, conocedor de que los políticos prefieren estar bien alimentados antes que la responsabilidad cívica, hizo su jugada maestra: cuando el tiempo parecía agotarse llegó un verdadero desfile de mozos con bandejas con empanadas, brochetes de queso y tomate, árabes de pepino y morrón, wraps de pollo y pepinillos agridulces. Olmedo, así, logró entretener por un buen lapso a los legisladores del Parlasur que se arrojaron sobre tentempiés que circulaban sin cesar. El reloj corría y el Olmedo bilardista lograba pasar de ronda. Tal es así que las demoras llevaron a que las delegaciones de Paraguay y Brasil tuvieran que retirarse para no perder sus vuelos. Y, finalmente, la moción para removerlo no llegó a tratarse en el recinto”.

Archivos

Otras noticias