domingo 16 de junio de 2024
19.8 C
Salta

Taxistas salteños protestaron contra UBER frente a la Casa de Gobierno

Los conductores de taxis y remises se movilizaron en dos convocatorias distintas para expresar su rechazo a la llegada de la aplicación de transporte y cadetería. Solicitan a la AMT que aumente las multas y el tiempo de secuestro de los vehículos que trabajen con UBER.

Los taxistas salteños salieron a las calles este martes para manifestar su oposición a la instalación de UBER en la ciudad, luego de que el gerente de comunicaciones de la empresa anunciara en un programa de televisión local el desembarco del servicio no solo de auto, sino también de viajes en moto y de cadetería.

La protesta se realizó en dos marchas simultáneas, convocadas por el Sindicato de Conductores de Taxímetros y Afines de Salta (SICOTASA) y por el Sindicato de Peones de Taxis, que partieron desde el Campo de la Cruz y desde Santa Fe y Zabala, respectivamente.

El motivo principal de las movilizaciones fue rechazar la llegada de UBER, a la que consideran una competencia desleal e ilegal, que pone en riesgo sus fuentes de trabajo y la seguridad de los usuarios. Además, los taxistas solicitaron a la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) que endurezca las sanciones para los choferes que trabajen con la aplicación.

Según Ernesto Alvarado, secretario general de SICOTASA, las multas actuales son insuficientes para disuadir a los conductores que se sumen a UBER. Por eso, piden que se aumente el monto de 300 mil a 500 mil pesos y que se duplique el tiempo mínimo de secuestro del vehículo, que hoy es de 30 días. Asimismo, reclaman que se les inicie el proceso de caducidad de la licencia a los taxis o remises que ingresen a la aplicación.

Alvarado también cuestionó las promesas que hizo el gerente de UBER, Juan Labaqui, sobre ofrecer bonos de 50 mil y 100 mil pesos a los taxistas que se pasen a la empresa. “Es mentirles a los compañeros y vender espejitos de colores”, opinó en diálogo con Nuevo Diario.

Por último, el dirigente gremial afirmó que están a favor de la tecnología aplicada al servicio, pero en el marco de la legalidad. “Estamos en creación de una aplicación, se está probando para que el vecino de la ciudad tenga un mejor servicio, de eso se trata”, adelantó. Respecto a la división entre los sindicatos del rubro, Alvarado dijo que intentaron hacer una sola convocatoria, pero que hubo negativas por parte del Sindicato de Peones de Taxis. Sin embargo, aseguró que mantienen el diálogo con su secretario general, Alfredo Carrizo, y que cada institución es libre de tomar las medidas que crea mejor.

Archivos

Otras noticias