domingo 16 de junio de 2024
16.4 C
Salta

Debe proveer a Salta y otras provincias | Incertidumbre ante la obra de reversión del Gasoducto Norte

Siete provincias dependen del gas proveniente de Bolivia que escasea. La “reversión” sirve para suplantar el recurso con el de Vaca Muerta. El actual gobierno pausó la licitación para que Javier Milei defina cómo hacer.

Primero declinaron producir gas en la Cuenca del Noroeste Argentino. Luego cayeron las importaciones provenientes de Bolivia. De hecho, el país vecino anunció que no podrá cumplir con los contratos firmados con Argentina. La solución que encontró el actual gobierno fue suplantar el abastecimiento de la región norte del país con el gas proveniente de Vaca Muerta ubicado en la provincia de Neuquén. De allí que la reversión del Gasoducto Norte fuera clave para traer desde Neuquén el gas que utilizaran las industrias y los hogares de las provincias de Córdoba, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Salta y Jujuy. La obra también es fundamental para exportar a Brasil parte del gas generado en Vaca Muerta.

“La empresa Energía Argentina (Enarsa) ya había iniciado el proceso licitatorio y el pasado miércoles 25 de octubre abrió los sobres con las propuestas económicas para el renglón 1, que abarca la reversión de cuatro plantas compresoras existentes en Córdoba, Santiago del Estero y Salta, un loop (ampliación) de 62 kilómetros junto a la traza del Gasoducto Norte y la construcción de los 22 kilómetros finales del gasoducto Tío Pujio-la Carlota” destacó en su edición de hoy el diario Página 12.

La UTE Techint-SACDE, que participó de la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner, iba camino a adjudicarse la obra, pues había presentado la oferta más económica, la cual representaba una erogación de 141.410 millones de pesos, frente a los 183.384 millones de pesos que ofertó BTU, su único competidor.

Tras el triunfo de Javier Milei el actual gobierno decidió poner una pausa en el proceso para que sea el presidente electo que asumirá en dos semanas quien decida cómo continuará el mismo. La incertidumbre que viven todos se relaciona con las declaraciones del libertario quién dijo que la intención no solo es analizar las futuras ofertas sino también el proyecto en su conjunto, incluyendo las proyecciones de gas provenientes de Bolivia.

Ferraro dejó en claro a comienzos de esta semana que “se van a respetar los contratos”, pero en este caso no llegaron a firmarse. El miércoles pasado aseguró en declaraciones radiales que “el Estado tiene que reducir su participación en la economía para dar espacio al sector privado. Vamos a tratar de orientar, estimular e incentivar al sector privado para su inversión”.

Archivos

Otras noticias