lunes 15 de abril de 2024
12 C
Salta

Recuerdos del infierno pandémico | Cuando las funerarias salteñas desbordaban y los macristas se aprovechaban

«Estamos viviendo una situación que nunca imaginamos», decían desde una de las empresas más reconocidas de Salta. Mientras tanto, una diputada macrista obedecía a sus líderes porteños y pedía cosas insólitas.

El 22 de septiembre de 2020 se vivían momentos trágicos para Salta. La pandemia de coronavirus había llegado con fuerza y desbordaba hospitales, clínicas y funerarias. Era el peor momento del covid en nuestra provincia.

María Inés Pieve, de la reconocida casa funeraria del mismo nombre, aseguraba entonces que se vivía una situación inimaginable.

«Estamos viviendo una situación que nunca imaginamos nos iba a pasar. Desde la empresa hemos tenido que cambiar todo nuestro trabajo», decía, y agregaba que los servicios estaban «desbordados».

La empresaria señalaba que en esos días la situación había empeorado. «Pasamos de tener dos casos al día a diez o quince, sumados a los velatorios de personas que fallecieron por otras causas», detallaba.

«Si esto sigue creciendo vamos a necesitar la ayuda del Estado, buscando espacios donde contener los cuerpos de las personas fallecidas porque las instituciones no tienen morgues, o si las tienen son muy pequeñas y ya están colapsadas, no tenemos los tiempos para hacer tantos retiros. Nuestro crematorio también está colapsado, no podemos hacer las cremaciones del día, tenemos demoras», decía Pieve.

Mientras tanto, había políticos que estaban en Narnia. Una de ellas era Virginia Cornejo, todavía hoy diputada nacional de Juntos por el Cambio. Pero sería injusto focalizar sólo en ella. En realidad, todo el arco opositor de la provincia provocaba y declaraba en contra del kirchnerismo. Parecía que querían derrocar al gobierno más que a la pandemia.

Es que de otra forma no se puede entender el comportamiento de Cornejo y sus compañeros de espacio. Porque al mismo momento en que los servicios desbordaban, el macrismo pedía «volver a las aulas».

«En una actitud inexplicable más allá de la obediencia partidaria, la diputada nacional por Salta, Virginia Cornejo, pidió que los chicos y maestros vuelvan a las aulas», escribía CUARTO en aquel 22 de septiembre de 2020.

«En el peor momento de la pandemia en Salta, cuando acaba de comenzar un nuevo período de aislamiento en varias partes de la provincia, Cornejo decidió obedecer el mandato partidario del macrismo. Priorizó la grieta a los intereses reales de los salteños», seguía la nota.

Hoy, Cornejo sigue en el Congreso y, como buena obediente de sus amos, continúa haciendo lo que mandan desde CABA. Ahora apuesta con todo a Patricia Bullrich para las presidenciales.

Otras noticias