lunes 20 de mayo de 2024
4.2 C
Salta

Doctorados largos, ideas cortas | Lamentan la chatura proselitista en las elecciones de la Universidad Nacional de Salta

Lo expresó en un comunicado la comisión directiva del gremio de docentes e investigadores. Mañana la comunidad universitaria deberá elegir rector y vice, decanxs, consejerxs superiores y directivxs.

Tras aclarar que ADIUNSa como institución gremial no apoya a candidatos ni promueve listas, el comunicado resalta que los comicios no le resultan indiferentes y que el silencio no es saludable para la vida universitaria. En ese marco lamentaron que en esta campaña lo que sobre sea publicidad gráfica y falten debates y propuestas sobre las muchas cuestiones que atraviesan a la comunidad universitaria y no parecen ser de interés de los candidatos: la aplicación del Convenio Colectivo; la situación salarial docente; el estado de las aulas, laboratorios y boxes; las expectativas presupuestarias en el marco del acuerdo con el FMI; y un largo etcétera.

“Uno de los temas de los que no se escucha hablar casi a nadie de quienes participan o aspiran a la gestión es sobre la profunda (y regresiva) transformación de la planta docente de la UNSa en los últimos años, que tiene consecuencias graves en el plano académico, en lo político, en las condiciones de trabajo e incluso en el financiamiento de la obra social” advirtieron los gremialistas que reforzaron la generalización con datos: en el 2014 más del 25% de los docentes revestía dedicación exclusiva: “515 compañerxs con la mayor dedicación, mientras que 831 cargos tenían dedicación semiexclusiva. Las dedicaciones simples representaban apenas el 34,15%”.

Por el contrario, dijeron, la planta docente plasmada en la Resolución Nº 140 del año 2021 contaba con 1569 cargos simples (el 50,39%) mientras que sólo 521 docentes revestían dedicación exclusiva. “El número de cargos con baja dedicación creció todos los años, pero hay un evidente salto en 2021, cuando la cantidad de docentes con la menor carga pasó de 1271 a 1569”, denunciaron.

Ese escenario, dice el comunicado, contradice el Estatuto de la UNSa y moldea una Casa de Estudios con características claramente demarcadas: pequeño porcentaje de la docencia involucrado en tareas de investigación porque la mayoría sólo se vincula 10 horas a la semana con la universidad; sólo un pequeñísimo grupo participa de la gestión por la misma razón provocando que las autoridades tiendan a ser “siempre las mismas”; la distribución de dedicaciones desfinancia la Obra Social ya que sus aportes son muy inferiores a la de los exclusivas, al tiempo que suma adherentes; crece la planta docente con nuevos cargos “no regulares” que tienen el legítimo derecho a pedir su regularización, porque en algunos casos tienen, a la fecha, más de 10 años en esa condición.

“Poner sobre la mesa todas las cuestiones que preocupan en relación a la UNSa quizá llevaría ríos de tinta (o de bytes). Intentamos sólo referirnos a algunas, en la convicción que faltan debates, faltan proyectos y que esto se ha convertido en una disputa de “aparatos” -aunque incomparables en tamaño y dinero movilizado-, más que en una disputa política. Parece que hoy garpa más un video bailando al son de una batucada, que plantear públicamente un programa político de qué Universidad se pretende”, advirtió la mencionada comisión directiva del gremio.

Archivos

Otras noticias