domingo 21 de abril de 2024
17.5 C
Salta

Remisero preso hace 14 días | “Lo redujeron en una posición similar a como lo tenían al estadounidense George Floyd”

Mañana a las 11.30, remiseros y familiares pedirán la liberación de los siete detenidos hace dos semanas. Uno de los que cumple prisión domiciliaria explicó la saña policial contra el compañero que sigue alojado en la Alcaidía.

La convocatoria es para mañana viernes en la Legislatura. Sergio Salinas es uno de los remiseros detenidos el 11 de junio en ese lugar cuando pedían que las licencias se entreguen a los trabajadores y no a las agencias que les cobran una “diaria” confiscatoria.

“Estamos privados de trabajar y de alimentar a nuestras familias. Es injusto porque lo que hicimos fue ejercer nuestro derecho a protestar y fuimos reprimidos y golpeados. A pesar de que nuestra situación tomó estado público nacional, ninguna autoridad se pronuncia para brindarnos respuestas y soluciones. Nosotros queremos trabajar sin ser explotados”, dijo a modo de introducción Salinas en el programa Cuarto Oscuro que se emite en FM La Cuerda (104.5).

Él junto a otros cinco compañeros cumplen prisión domiciliaria, mientras un séptimo sigue alojado en la Alcaidía que se levanta junto a la Ciudad Judicial. A la hora de hablar de éste último, el delegado de los remiseros declaró. “Aparentemente la policía lo apunta como la persona que arrojó la piedra que lastimó a un efectivo. Pruebas no hay ninguna. Tuve la oportunidad de convivir con él seis días en la Alcaidía y dudo que él haya tirado. Repudio ese hecho, pero más repudio el accionar de la policía”, dijo Salinas que luego resaltó que “la Fiscal Poma nos acusa a todos de coacción agravada que supone penas de 5 a 10 años de prisión. Nada es verdad. También lo escuché decir al vicegobernador que intentamos entrar al palacio legislativo y eso es una mentira total”.

“El compañero detenido en la Alcaidía se llama Marcos Carabajal, tenía toda la cara desfigurada porque aparentemente la policía lo identificó como que él habría sido el que tiró la piedra y lo corretearon, lo redujeron como a cien metros en el piso y en una posición similar a como lo tenían al estadounidense George Floyd que lo mataron. Cuando nosotros lo logramos ver porque lo llevaron a donde estábamos detenidos tenía toda la cara desfigurada y se descomponía. En contraventores cuando nos revisa el médico legal, él se desmayó y el médico legal lo reanimó y después lo derivó para que lo revise el médico público. Cómo será de golpeado que estaba el compañero, aunque todos estábamos golpeados”, dijo el trabajador que se preguntó por qué la fiscal no imputa a los policías.

Finalmente, Salinas remarcó las penurias económicas que están padeciendo quienes trabajan en el día para que su familia se alimente en la jornada siguiente, algo que ahora no pueden hacerlo por la detención que padecen. “Afortunadamente nos ayudan a la familia. Nuestros padres o hermanos. Pero hay un compañero que tiene hasta el auto detenido. Por ahí alguno puede hacer trabajar el auto con un chofer y eso ayuda, pero este compañero – Juan Vega – tiene el auto secuestrado y no puede trabajar. La estamos pasando mal, porque todo esto también te trae gastos económicos. En fin, no estamos facturando y no estamos pudiendo alimentar a nuestras familias. Recibimos ayuda de nuestras familias”, remarcó.

Archivos

Otras noticias