jueves 29 de febrero de 2024
20.3 C
Salta

Proyecto de monotributo tecnológico avanza en el Senado de la Nación y genera controversia

La iniciativa busca regularizar la situación de trabajadores de la economía del conocimiento que prestan servicios a empresas del exterior, pero ha generado opiniones contrarias debido a que se considera que pone en desventaja a las empresas nacionales del sector en la competencia por la contratación de recursos humanos especializados.

El proyecto de monotributo tecnológico, que busca regularizar la situación de los profesionales que trabajan para empresas del exterior desde Argentina, comenzó su trayecto legislativo en el Senado Nacional. La iniciativa busca regularizar la situación de al menos 30.000 trabajadores de la economía del conocimiento, incluyendo el sector de software, servicios profesionales, biotecnología, nanotecnología e industria audiovisual. Sin embargo, la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (Cessi) ha manifestado su oposición al proyecto, ya que considera que pone a las empresas nacionales del sector en desventaja frente a las extranjeras en la competencia por la contratación de recursos humanos especializados.

El titular de la Cessi, Sergio Candelo, declaró a Télam que el monotributo tech «pone una desventaja entre las empresas que están radicadas en la Argentina y quienes están afuera; además, precariza el mercado laboral en el país». Candelo también argumentó que «medidas de corto plazo como el monotributo tech hacen que estas proyecciones queden para un mundo virtual». Desde la Secretaría de la Economía del Conocimiento, se destacó que la iniciativa «promueve el desarrollo de la actividad de profesionales autónomos y talentos de distintas ramas basadas en el conocimiento que hoy exportan servicios al exterior».

Municipalidad de Salta

Uno de los defensores del proyecto en la Cámara de Diputados, Marcelo Casaretto, sostuvo que las empresas se oponen al proyecto porque «ellas quieren vender servicios en dólares y a los trabajadores les pagan en pesos», y que «este mecanismo permite que los profesionales vendan en forma directa sus servicios al exterior». En cualquier caso, si el Senado Nacional aprueba el proyecto sin modificaciones, se convertirá en ley. La industria de software en Argentina cuenta con alrededor de 5.000 empresas que emplean a 150.000 personas y exportó US$2.600 millones en 2020, con proyecciones de alcanzar los 400.000 puestos de trabajo y exportaciones por US$10.000 millones en siete años.

Otras noticias