lunes 4 de marzo de 2024
18.7 C
Salta

Gatillo fácil | Detuvieron a tres policías salteños que dejaron tuerto a un joven tras dispararle con balas de goma en la cara

Los detuvieron ayer lunes. Los policías se desempeñaban en la División de Seguridad Urbana. Son múltiples causas en las que estarían involucrados.

El sargento Pablo Exequiel Toledo, el cabo Ignacio Esteban Zurita y el oficial subayudante Rómulo Segovia fueron detenidos ayer. Allanaron sus domicilios. Los tres estaban prestando servicio en distintos lugares de la provincia. Toledo en la comisaría de Villa Asunción, en Capital. Zurita en el destacamento La Silleta y Segovia en la Subcomisaría de Los Toldos.

Sobre estos tres policías recaen múltiples denuncias. Así también están imputados en distintas causas, aunque todas vinculadas a abusos policiales. El Ministerio Público Fiscal de Salta (MPFS) señala de ellos que “acometieron contra la integridad física de numerosas personas, (entre las cuales se encontraban dos menores de edad) y en muchas situaciones, sin motivo alguno, les dispararon con armas no letales”.

Municipalidad de Salta

Precisamente en una de las causas que tiene como protagonistas a estos amantes del gatillo fácil, Luciano Cruz perdió un ojo. Además quedó con el otro comprometido y a punto de perder la vista. Le dispararon en el rostro con balas de goma en una represión policial en febrero de 2020.

Dice la justicia

La fiscala penal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, ordenó los allanamientos y la detención de los tres policías. Todas las imputaciones en su contra tienen origen en hechos en los que Toledo, Zurita y Segovia perpetraron mientras se desempeñaban en la División de Seguridad Urbana. En caso de hallarlos culpables en un juicio, la condena sería de aplicación efectiva, dada la magnitud de las causas. Es decir, irían presos a una cárcel común.

Según indica el MPFS, Simesen de Bielke tiene “motivos suficientes para sospechar que los imputados, en su rol de funcionarios públicos, tienen vinculaciones dentro de la fuerza de seguridad y acceso a información que no tiene un ciudadano común”. Ello les permitiría “influenciar a personas que serán llamadas a deponer en la audiencia de debate ante el Tribunal y es necesario que declaren libres de toda influencia, motivo que habilita la restricción de la libertad de los acusados”.

Otras noticias