miércoles 24 de abril de 2024
23.3 C
Salta

Es tío de la salteña Inés Liendo | Para el creador de la convertibilidad menemista, la dolarización no es viable

Horacio Liendo fue una de las personas de confianza de Domingo Cavallo en los años 90. Hoy trabaja con Patrica Bullrich y Carlos Melconian. “Es más conveniente ir hacia un sistema bimonetario” declaró.

Liendo fue secretario de Coordinación del Ministerio de Economía durante el gobierno de Carlos Menem (1992-1996) y es recordado por haber sido el creador de la Ley de Convertibilidad que instrumentó el entonces ministro Domingo Cavallo. Hoy conduce el estudio Liendo & Asociados Abogados, pero en los últimos días volvió a la escena política acercando a Carlos Melconian y a Patricia Bullrich la propuesta de sistema bimonetario.

Para algunos, la reaparición de Liendo es parte de la estrategia de Patricia Bullrich de mandar a la cancha a técnicos económicos tras los enormes yerros conceptuales que la mujer protagonizo antes de las PASO, En una entrevista que concedió al diario LA NACIÓN rubricada por la periodista María Julieta Rumi, el padre intelectual del esquema monetario de la década del ‘90 aseguró que la dolarización que propone Javier Milei no es viable y también rechazo a la idea de “dinamitar” el Banco Central.

“Hay muchos motivos [para no dolarizar] Si partimos por los económicos y comparamos la experiencia de la Convertibilidad con una potencial dolarización, hay que decir que cuando se implementó la Convertibilidad ya había ocurrido la hiperinflación y eso había destruido los activos financieros, tanto la base monetaria como los préstamos otorgados, plazos fijos, etc. Es decir, que la Convertibilidad, lejos de producir una contracción monetaria, produjo una expansión monetaria. Para ponerlo en números: la base monetaria era de US$4000 millones y se llegó a un pico de US$16.000 millones y, aun cuando terminó en el año 2001, estaba en US$12.000 millones. Esa no es la situación en este momento. A pesar de todo lo que ha ocurrido en la Argentina, hay tenedores de activos en pesos, tanto de base monetaria, es decir, el dinero que tenemos en el bolsillo, como activos del sistema financiero, por US$40.000 millones como mínimo. Entonces, hoy en día, cambiar todo eso por dólares no me asegura que se vaya a expandir más. En mi opinión, es más inteligente partir de esa base que ya existe y poner en marcha el curso legal del dólar, que es un paso más que el que habíamos dado en la Convertibilidad, para que la gente saque directamente sus dólares. No hace falta que el Estado se endeude y que consiga dólares para rescatar la base monetaria. La gente seguiría con todos los activos que tiene en pesos y además podría utilizar los activos que tiene en dólares. Y obviamente, al liberalizar completamente el mercado cambiario, se produce la salida del cepo con todas las restricciones que impiden que la economía argentina funcione normalmente. Esa es la diferencia entre mi propuesta y la propuesta de Milei” respondió.

Horacio Liendo destacó también aspectos financieros como otro de los motivos para no dolarizar: “se está planteando la necesidad de canjear todas las Leliq por dólares cuando las Leliq están bancando a los plazos fijos que defienden a los ahorristas de la inflación. Ni hablar que los bancos, que se han achicado mucho desde la salida de la convertibilidad, son un sistema muy pequeño, que está operando en base a altísimos spreads como los que obtienen con la Leliq y financian una estructura bastante grande. No se puede salir de ese sistema inmediatamente porque todos van a quebrar. Entonces hay que manejar la situación con muchísima prudencia. En mi esquema inicialmente no hay que tocar nada de eso, porque el mundo pesos continúa, aunque con durísimas restricciones para que no se financie al Tesoro. Por otro lado, hay un tercer tema, que es que el esquema que está previsto en la dolarización, es un esquema que requiere utilizar activos del Banco Central y del Tesoro para obtener financiamiento para poder ir cancelando las Leliq y la base monetaria, es decir, que es una estructura que requiere un endeudamiento adicional. Es decir, que se iría a conseguir financiamiento para financiar la propia reforma monetaria. No tiene mucho sentido eso. Es mucho más lógico dar curso legal al dólar y producir una gran reforma en el Banco Central y obviamente sanear al sector público y llevarlo a déficit cero.

Archivos

Otras noticias