Ley Brisa | Los hijos de las víctimas de femicidios siguen esperando

La Ley fue promulgada hace más de un mes aunque todavía no hay novedades con respecto a su implementación. También venció el plazo para su reglamentación y en el medio casi 3.500 chicos no cobran unos 8.600 pesos por mes.

La ley fue votada por unanimidad el 4 de julio y debe beneficiar a casi 3.500 chicos que se quedaron sin madre porque fueron víctimas de femicidios. En tanto la mayoría de estas mujeres fue asesinada por sus parejas o ex parejas, los hijos/as de las víctimas suelen tener a sus madres muertas y sus padres presos, prófugos o suicidados.

La «Ley Brisa» contempla una reparación para esos hijos/as, equivalente a una jubilación mínima, que hoy ronda los 8.600 pesos. Pueden cobrarlo las niñas, niños, adolescentes o jóvenes cuyo padre haya sido procesado o condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de femicidio contra su madre. La reparación es hasta que cumplan 21 años, y en el caso de tener alguna discapacidad, es de por vida.

La Casa del Encuentro, que presentó el proyecto en el Senado dos años atrás, ahora también exige que se implemente la ley: «El artículo 13 establece que el Poder Ejecutivo deberá reglamentarla dentro de los treinta días de su publicación. La reglamentación, aún pendiente, debe ser publicada con suma urgencia y con carácter de prioridad. Exigimos el plazo más corto para que se reglamente la Ley de Reparación Económica, toda vez que en ella se reconoce el derecho de niños, niñas y adolescentes víctimas colaterales del femicidio de su madre a percibir una reparación económica y una cobertura integral de salud», declararon voceros de esa Asociación Civil al diario Clarín.

La Casa del Encuentro le puso “Ley Brisa” por la hija de Daiana de los Angeles Barrionuevo, que tenía 24 años cuando desapareció el 20 de diciembre de 2014. Su cuerpo fue encontrado el 10 de enero dentro de una bolsa en un arroyo en Moreno. El principal sospechoso de asesinarla fue su ex pareja Iván Rodríguez. Sus gemelos Elías y Tobías, de 7 años, y Brisa, de 3 años, quedaron a cargo de su abuelo.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social explicaron a Clarín que la ley «ya está reglamentada, pero está en trámite la aprobación de esa reglamentación».