sábado 18 de mayo de 2024
8.1 C
Salta

Wado de Pedro tuvo una emotiva intervención en el Congreso de Tartamudez realizado en Salta

El ministro del Interior participó de manera virtual de la actividad, contó su experiencia personal y alentó a los niños salteños a no decaer si tienen disfluencia en el habla.

Esta mañana en la sede de Uthgra se llevó adelante un encuentro dedicado a tratar el tema de la tartamudez. Participaron personas con trastorno del habla y sus familiares, así como funcionarios de toda índole. Entre los oradores más destacados estaba el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, quien contó su experiencia personal con la tartamudez a un casi un centenar de niños que también estuvieron presentes en este congreso.

De Pedro, en comunicación remota, dio un discurso de 15 minutos en el que narró su experiencia personal. «No soy un ejemplo de superación porque esto es algo que voy a llevar toda mi vida. Está bueno no plantearse metas que no son posibles. Hay que convivir y aceptarse. Empecé a mejorar cuando empecé a aceptarme. Durante todo el tiempo que quise superarme y dejar de tartamudear, quizás reforcé la disfluencia», dijo en la videoconferencia.

«Sufrí la discriminación y pasé por muchas situaciones. A muchos nos pasó que nos enfermamos el día anterior de dar una lección de lectura. ‘¿Cómo pedir un helado? ¿cómo tomarnos un colectivo?’ Morirte de ganas de pedir una comida y quedarte con las ganas por elegir siempre lo único que te salía decir. Toda la vida tomé dos gustos de helado porque pensaba que eran los únicos que me salían», relató el ministro.

En esa misma línea, aconsejó a los niños allí presentes: «Quiero transmitirles primero la aceptación. Somos como somos. Yo tartamudeo. Me trabo, pero voy a pedir y comer lo que quiero. El mozo tiene que esperar, el heladero tiene que esperar. La tartamudez no nos define. Somos personas que hacen muchas más cosas que esto. El silencio, el que te miren como algo raro, sentirte diferente, no ayuda».

Archivos

Otras noticias